El cáncer de estómago es uno de los cánceres más comunes, lo que representa casi el 10% de las muertes por cáncer. Según un reciente estudio realizado por la Universidad de Zhejiang en China, comer verduras blancas como patatas, coliflor y cebolla reduce el riesgo de contraer cáncer de estómago. Sin embargo la cerveza, los licores, la sal y los alimentos en conserva aumentan el riesgo de desarrollar la enfermedad.

verdura blanca coliflor

¿Qué dicen las últimas investigaciones?

Un alto consumo de frutas se asocia con una reducción del 7% en el cáncer de estómago. El consumo elevado de verduras blancas se asocia con un menor riesgo, de hasta el 33%, de padecer esta enfermedad. Por otro lado, una dieta rica en verduras encurtidas, carnes procesadas como salchichas, alimentos salados y el alcohol se asocia con un mayor riesgo.

Alimentos que se asocian con un aumento significativo del riesgo de padecer cáncer de estómago

Según la investigación citada, estos alimentos se asocian a un incremento de la probabilidad de padecer este cáncer:

  • Carne procesada.
  • Pescado salado.
  • Alimentos ricos en sal.
  • Sal.
  • Alcohol.
  • Cerveza.
  • Licores.

Relación entre el riesgo y la dosis de consumo

Los investigadores encontraron vínculos significativos entre la dosis de consumo de frutas y el riesgo de padecer cáncer de estómago.

  • Total de frutas: 5% de reducción del riesgo por 100g adicional al día.
  • Cítricos: 3% de reducción del riesgo por 30g adicional al día.
Te puede interesar: Beneficios de los cítricos

También hallaron vínculos significativos en la dosis consumo de alimentos que aumentan el riesgo.

  • Pescado salado y alimentos con alto contenido de sal: 4% y 10% de aumento para cada producto por semana respectivamente.
  • Sal: aumento del 12% por cada 5 gramos al día.
  • Alcohol: aumento del 5% por cada 10 gramos al día.

Las frutas y verduras de color amarillo-verde como la col, la col rizada y el apio también parecen tener un efecto protector.

La coliflor, sus propiedades y algunas recetas

La coliflor es blanca, de textura carnosa y ligeramente dulce. La coliflor es una verdura de la familia de las las crucíferas, muy rica en fibra, baja en calorías y con muchas vitaminas, minerales y antioxidantes. La temporada de coliflor en España comienza en Noviembre y termina en Abril, aunque a veces también podemos disfrutar de esta verdura de forma anticipada durante los meses de septiembre y octubre, y de forma tardía durante los meses de mayo y junio.

La coliflor destaca por su alto contenido en agua (más del 90%) y bajo en hidratos de carbono (2%), proteínas (2%) y grasas (menos del 0,2 %). Fuente de minerales (potasio y menor proporción calcio, hierro y azufre), vitaminas (vitamina C, ácido fólico y Vitamina B6). Es una buena fuente de fibra, ayudando a regular el tránsito intestinal y a mantener la flora intestinal en buen estado.

Si quieres saber más sobre las propiedades y efectos sobre el organismo de la coliflor te recomendamos este artículo “La Coliflor” de SOY COMO COMO escrito por Montse Reus.

Aquí os dejamos algunas recetas saludables con coliflor.

Sending
Opinión
0 (0 votos)
Comentarios 0 (0 Opiniones)