Ejercicio físico y salud ósea

La tensión mecánica ejercida en el esqueleto humano como resultado del ejercicio puede incrementar la densidad mineral de los huesos y mejorar la salud ósea, especialmente en los más jóvenes. Se han encontrado muchos efectos positivos sobre la salud de los huesos del entrenamiento específico de un deporte. Deportes con mucha carga de impacto como la gimnasia, rugby o voleibol, tienden a generar una mejor respuesta osteogénica en general, en comparación con otros deportes sin carga de impacto como el ciclismo, remo o la natación. […]