El consumo de alcohol y la síntesis de proteínas

Las hormonas son mensajeros químicos que controlan y coordinan las funciones de todos los tejidos y órganos. Cada hormona se secreta a partir de una glándula y se distribuye por todo el cuerpo para actuar sobre los tejidos. Las hormonas controlan cuatro áreas principales de la función del cuerpo: la producción, uso y almacenamiento de energía; reproducción; mantenimiento del ambiente interno; y el crecimiento y desarrollo. Para que las hormonas funcionen correctamente, su cantidad y tiempo de liberación deben ser coordinados. El etanol puede poner en peligro las funciones de las glándulas de la hormona liberadora y de los tejidos objetivos. […]