Efectos del ejercicio sobre el tracto gastrointestinal ¿Problemas digestivos?

El tracto gastrointestinal es el conjunto de órganos que sirven para consumir alimentos, digerirlos para extraer energía y nutrientes y expulsar los residuos que se produzcan.

El impacto del ejercicio físico sobre el tracto gastrointestinal puede ser negativo en el caso del ejercicio de alta intensidad, llegando a provocar problemas gastrointestinales, o beneficioso, cuando el ejercicio es moderado.

Efectos del ejercicio sobre el tracto gastrointestinal

1. Efectos de la actividad física moderada

Varios estudios han mostrado que la actividad física regular moderada puede acelerar el paso de alimentos, gases y residuos fecales a través del tracto gastrointestinal.

Además de los efectos beneficiosos del ejercicio moderado sobre el corazón, tensión sanguínea, obesidad y diabetes, también puede reducir el riesgo de enfermedades gastrointestinales como los cálculos biliares o diverticulosis.

Algunos estudios sugieren que puede ayudar al estreñimiento y existen evidencias que muestran su potencial para reducir el riesgo de cáncer intestinal. El ejercicio moderado puede beneficiar también a pacientes que sufren de enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

2. Efectos del ejercicio de alta intensidad

Por otro lado, el ejercicio intenso puede conducir a problemas gastrointestinales, en particular cuando se realiza en climas calurosos sin la atención apropiada a la hidratación ni un entrenamiento adecuado.

Los riesgos de la salud y el daño al tracto gastrointestinal se pueden relacionar con la deshidratación cuando el ejercicio intenso de larga duración se realiza con temperaturas elevadas.

Durante ejercicio a alta intensidad, el flujo sanguíneo se reduce en los órganos y tejidos menos activos, dejando el tracto gastrointestinal en riesgo y pudiendo conducir a diarrea, calambres, vómitos, dolor abdominal y otros problemas gastrointestinales pasajeros.

Problemas gastrointestinales se relacionan con la deshidratación y el ejercicio de fondo y calor. Clic para tuitear

3. Apetito y hambre

Antes del ejercicio, sobretodo en las competiciones, el cerebro envía impulsos para estimular el sistema nervioso simpático y libera una serie de hormonas.

Algunas de ellas, ralentizan el tránsito a lo largo del intestino y reducen el apetito. La estimulación del sistema simpático puede producir sequedad en la boca y reducir la sensación de hambre, especialmente después de ejercicio intenso a moderado. Estas sensaciones disminuyen 1 hora después del ejercicio.

4. Flujo sanguíneo reducido

Durante el ejercicio el corazón aumenta la cantidad de sangre que bombea al cuerpo. La mayor parte de este incremento fluye a los músculos y la piel para proveer de nutrientes, mantener el trabajo muscular y evitar un aumento excesivo en la temperatura corporal.

Puesto que el cerebro y los riñones necesitan tener un suministro constante para prevenir cualquier daño a estos órganos vitales, la cantidad de flujo sanguíneo que recibe el tracto gastrointestinal puede verse reducida de forma significativa.

Se ha visto que el suministro de sangre al estómago e intestino durante el ejercicio puede caer hasta el 80%. Esta reducción hace que el tracto gastrointestinal pierda poder protector y que sustancias que normalmente no pasarían sean capaces de entrar en el cuerpo.

El paso de bacterias por la barrera del tracto gastrointestinal se incrementa y puede producir endotoxinas peligrosas, llevando a la inflamación de la mucosa intestinal.

Durante el ejercicio el flujo sanguíneo en el tracto intestinal se reduce hasta un 80% Clic para tuitear

5. Vaciado gástrico

Atletas susceptibles a dolor abdominal sufren malestar gastrointestinal cuando consumen bebidas isotónicas antes o durante el ejercicio con más de un 10% de concentración de carbohidratos.

Algunos estudios muestran que correr retrasa el tránsito a través del intestino delgado, pero lo acelera a través del intestino grueso.

6. Factores mecánicos

Los corredores o runners son más susceptibles a padecer molestias gastrointestinales que los ciclistas o nadadores.

Esto se debe a que correr produce una mayor vibración del la pared abdominal y el traqueteo de los órganos del tracto gastrointestinal.

La compresión mecánica del colon y cuando el abdomen se encuentra flexionado también puede retrasar el vaciado gástrico y crear molestias para algunos atletas como los ciclistas o remeros.

Los atletas de fondo son más propensos a padecer problemas relacionados con el intestino grueso como diarrea o dolor.

Parece que se debe a la combinación de todos los factores mencionados en este artículo.

Los runners son más susceptibles a padecer molestias gastrointestinales que ciclistas o nadadores Clic para tuitear

Si tienes alguna consulta sobre el efecto del ejercicio sobre la salud gastrointestinal, escribe a través de los comentarios 🙂

By | 2017-07-02T18:42:09+00:00 julio 2nd, 2017|Categories: Deporte|Tags: |3 Comments

About the Author:

Nutrición deportiva para deportes de fondo como ciclismo, running, maratón, natación y trail. Asesoramiento de nutrición para deportistas: hidratación con sales y bebidas isotónicas, energía con geles y barritas energéticas y recuperación con recuperadores musculares y suplementos.

3 Comentarios

  1. Suplementos Deportivos 2 marzo, 2015 en 22:13- Responder

    Buah! Información brutal y que me aclara muchas cosas que me pasaban en mis tiempos de runner.
    Muchissimas gracias por el post

  2. Luis alberto morante 27 diciembre, 2016 en 10:22- Responder

    escribo por que buscando por iternet una solucion o por lo menos una respuesta a mi problema,he dado con esta pajina.
    Os pediria por favor haber si conoces algun caso parecido al mio o si puedes oruentarme o ayudarme pues estoy ya bastante desesperado pues la s. Social va muy lenta y llevo ya 4 meses con el problema.
    Llevo 4 meses con diarreas que siempre se presentan por la noche y me despiertan varias veces.
    Son acuosas y bastante fuertes,sin sangre ni moco.
    El caso es que el primer dia que empezaron trabaje normal comonsiempre y a eso de la 6pm fui a mi gim y entrene musculacion,con total normalidad,especialmente fuerte y sin ningun problema.
    Esa noche me despertaron unos colicos fuertes acompañados de una diarrea acuosa que me dejo totalmente desfallecido…hasta heche espuma.
    Lo achaque a una diarrea osmotica por la ingesta de bebida isotonica o al batido de proteinas.
    El caso es que desde entonces hasta hoy no se me han quitado…menos agresivas pero sigo con diarreas.
    El tema es que las analiticas de sangre y heces dan correctas y sin parasitos ni virus y otra curiosidad es que los dias despues de las diarreas tengo mas energia y mis entrenamientos son con mucha energia tambien,lo unico es que al alterarme el sueño me cuesta empezar el dia.
    En estos 4 meses he probado de todo…eliminar suplementos…eliminar alimentos…etc y nada…y he llegado a la conclusion de que cuando los fines de semana que no entreno mejoro y un puente de 10 dias que acabo de tener todo desaparecio hasta el lunes que volbi a entrenar que volbieron las diarreas…asi que esta relaccionado con los entrenamientos fijo.
    Me estoy emparanoiando y ya he ido 2 veces a urgencias….buscando por internet vi que podria ser sindrome carcinoide y estoy angustiado.
    Podria ser simplemente sobreentrenamiento?
    Os SUPLICO POR FAVOR SI ME PUEDES DECIR ALGO…y perdonar si os hago perder unos minutos al leer esto…un saludo

    • Equipo NutriResponse 9 febrero, 2017 en 09:49- Responder

      Hola Luis,

      Gracias por tu comentario.

      Lamentemos decir que no podemos dar una respuesta a tus problemas.

      Te aconsejamos que acudas a un medico especializado en deportistas para que pueda darte una solución o encuentre cuál es la fuente que origina tus problemas.

      Un saludo.

Deje su comentario