Las bebidas para deportistas se dividen fundamentalmente en tres categorías: bebidas isotónicas, bebidas energéticas y bebidas recuperadoras. Existen diferencias claras entre las bebidas recuperadoras y el resto, sin embargo las bebidas isotónicas y energéticas tienen características comunes. En muchas ocasiones es difícil clasificar una bebida como isotónica o energética ya que pueden ser de los dos tipos a la vez, aunque suelen existir matices que hacen que nos inclinemos por una de las dos opciones como veremos a continuación.

tipos de bebidas deportivas

Acción nutricional

La nutrición para deportistas se apoya en tres pilares, tres ámbitos de actuación u objetivos nutricionales: hidratación, energía y recuperación. El proceso de optimizar la recuperación muscular a través de la nutrición es el más fácil de identificar por la componente temporal, ya que sólo se inicia después del ejercicio. Por otro lado, la hidratación y la energía son dos conceptos transversales de la nutrición deportiva que van de la mano, especialmente en deportes de fondo como ciclismo, running, trail, ultra-fondo y triatlón.

La hidratación se realiza principalmente durante el ejercicio, pero se suele recomendar una hidratación previa y una rehidratación posterior. Este principio de aplica usualmente antes y después de competiciones de fondo.

Con el aporte energético la situación es similar. El mayor consumo de suplementos nutricionales se suele realizar durante el ejercicio, pero al igual que la hidratación también se recomienda un aporte previo a una competición por medio de una carga de hidratos y uno posterior para recargar los depósitos de glucógeno muscular.

Bebidas Isotónicas

El objetivo principal de una bebida isotónica es reponer las sales minerales o electrolitos perdidos durante el ejercicio a través del sudor y la orina. Para tal propósito suelen contener los minerales que más relación tienen con la actividad física: sodio, potasio, magnesio, calcio y cloro. No obstante, también suelen contener hidratos de carbono en proporciones discretas como componente energético y también para facilitar la absorción de las sales.

Bebidas Energéticas

Las bebidas energéticas aportan principalmente carbohidratos en formato líquido y de absorción rápida para proporcionar energía durante el ejercicio. En estos casos la proporción de energía es mayor, y los hidratos de carbono empleados suelen ser de más rápida asimilación. También costumbran a tener sales, pero en menor cantidad que las bebidas isotónicas.

Si queremos clasificar una bebida como isotónica o energética tenemos que observar las proporciones de carbohidratos y de sales para inclinar la balanza hacia una de las dos opciones. Normalmente las marcas de nutrición deportiva ofrecen ambas alternativas claramente diferenciadas.

Bebidas Recuperadoras

Las bebidas recuperadoras o recuperadores musculares están compuestas principalmente por carbohidratos de elevado índice glucémico para la rápida reposición del glucógeno muscular, y de proteína para favorecer la síntesis de fibras musculares que reparan y adaptan el músculo al ejercicio realizado.

Como hemos comentado con anterioridad su consumo se realiza después del ejercicio, normalmente durante los 30 minutos posteriores a finalizar el ejercicio, que es cuando actúa con más efectividad.

Si tenéis dudas , preguntas o alguna aportación os animamos a participar a través de los comentarios.