Varios estudios han centrado sus investigaciones en los efectos del consumo de beta-alanina en corredores populares y atletas profesionales para comprobar si mejora el rendimiento durante los esfuerzos de alta intensidad, concretamente en la capacidad de la beta-alanina de mejorar la calidad de los entrenamientos al retrasar la fatiga muscular. Los resultados apuntan a que las propiedades ergonénicas (beneficiosas para el rendimiento deportivo) de la beta-alanina por sí misma parecen ser muy limitadas.

beta-alanina entrenamiento militar

El mecanismo de acción de la beta-alanina

La beta-alanina se absorbe en el músculo esquelético y se combina con histidina para formar carnosina. El aumento de la concentración de carnosina en los músculos tiene un efecto tampón, lo que ha demostrado que aumenta el rendimiento del deportista en ejercicios de alta intensidad cuya duración oscila entre 60 y 240 segundos.

Dado que la carnosina se encuentra en otros tejidos distintos al músculo esquelético como el cerebro y el corazón, también tiene otros efectos beneficiosos, protegiendo por ejemplo al cerebro de la oxidación y degeneración neuronal.

La fatiga muscular durante el entrenamiento militar

Durante un entrenamiento militar prolongado de alta intensidad o en ejercicios de combate simulado, es muy difícil mantener rendimiento físico y cognitivo durante todo el entrenamiento. La preparación militar requiere el mantenimiento de altos niveles de rendimiento físico, concentración y capacidad de toma de decisiones bajo condiciones de estrés. Es por ello que se ha investigado sobre los efectos de la suplementación con beta-alanina con el objetivo de comprobar si supone un beneficio para los soldados.

Los resultados de este estudio indican que 4 semanas de suplementación con beta-alanina en jóvenes soldados sanos no afectó al rendimiento cognitivo, pero sin embargo si se observó un mejor rendimiento de potencia, puntería y velocidad de acoplamiento para el disparo.

Imágenes | The US. Army