Existe un interés considerable en el consumo de proteínas y aminoácidos después del ejercicio, en los mecanismos asociados con la recuperación del músculo esquelético y la adaptación al entrenamiento.

Actualmente, la mayoría de las investigaciones sobre ejercicios de fuerza miden el aumento del músculo esquelético combinado y/o la síntesis de proteína miofibrilar. Se piensa que el incremento de la síntesis de proteína muscular es muy importante para la adaptación del músculo esquelético en el ejercicio de fuerza por su relación con la hipertrofia miofibrilar.

sintesis de proteínas y leucina entrenamiento de resistencia

Consumir hidratos de carbono y proteínas después del ejercicio de resistencia

El consumo de proteínas junto con carbohidratos despues de ejercicios de larga duración también aumenta la síntesis de proteína del músculo esquelético. Es interesante puesto que la plasticidad miofibrilar es un elemento muy importante en la adaptación al ejercicio de resistencia.

La ingesta de proteínas también regula la expresión de los genes implicados en la reparación y remodelación de elementos estructurales, contráctiles, y metabólicos. La combinación de ambos efectos moleculares pueden favorecer la adaptación del músculo esquelético al ejercicio de larga duración. Por lo tanto, es importante establecer la dosis de proteína o aminoácidos que más estimula la síntesis de proteínas musculares después del ejercicio de resistencia.

¿Por qué incrementar la cantidad de leucina?

Añadir leucina a la proteína entera puede aumentar la funcionalidad nutricional ya que puede estimular una mayor tasa de síntesis de proteínas musculares. La leucina estimula el aumento de la síntesis de proteínas, aunque el consumo combinado con la proteína completa aumenta el rendimiento neto de las tasas de síntesis de proteínas en el músculo después del ejercicio de resistencia.

Se ha demostrado que combinar proteínas con leucina en cantidades bajas y moderadas es mejor para la recuperación que aumentar la cantidad de proteínas. Sin embargo, la ingesta de leucina debe ser controlada puesto que a partir de cierta dosis, satura la estimulación de síntesis de proteínas (paradigma del músculo lleno).

Qué dicen las últimas investigaciones sobre la proteína y leucina después del ejercicio

Un reciente estudio se ha centrado en determinar si una dosis reducida de proteína y leucina que se ingiere después del ejercicio de resistencia da lugar a una señal anabólica para la estimulación de la tasa de síntesis de proteína del músculo esquelético miofibrilar, similar a dosis mayores asociadas con la mejora de la recuperación después del ejercicio.

La hipótesis de la investigación se basa en que una menor cantidad de proteína (23 gramos) más leucina (5 gramos) es suficiente para estimular una tasa de síntesis miofibrilar equivalente. Según los resultados obtenidos, la ingestión de 23 gramos de proteína de suero de la leche (Whey) y 5 gramos de leucina durante los 90 min después del ejercicio intenso de resistencia es suficiente para estimular una alta tasa de síntesis miofibrilar.

Fuente PubMed