Los aminoácidos ramificados (BCAA), en inglés, Branched Chain Amino Acids incluyen la isoleucina, la valina y la leucina. Estos aminoácidos se llaman así debido a sus grupos de interunión metilos y sus estructuras químicas. Componen aproximadamente un tercio del tejido muscular del cuerpo humano.

aminoacidos ramificados

Los BCAA y la práctica deportiva

Los aminoácidos ramificados tienen un gran protagonismo en la retención de nitrógeno en el cuerpo. Un balance positivo de nitrógeno en el organismo es vital para el desarrollo muscular, y si se realiza un entrenamiento de fuerza muscular su necesidad puede verse aumentada.

Los aminoácidos ramificados se distinguen de otros aminoácidos porque son completamente metabolizados en los tejidos musculares y tienen la capacidad de evitar la eliminación de otros aminoácidos en los músculos, es decir, evitan el catabolismo muscular.

Otro aspecto destacable de los BCAA es que pueden estimular la liberación de insulina por medio del páncreas. La insulina, a su vez, impulsa la absorción de aminoácidos. Cuando se agota el glucógeno del músculo, los aminoácidos ramificados, en particular, la leucina puede ayudar a aumentar el rendimiento energético del cuerpo entre un 5 – 15% .

Recomendaciones generales de suplementación

El mejor momento para tomar BCAA es después del entrenamiento, puesto que es el momento en el que la absorción de aminoácidos por los músculos está en su pico, aunque también se pueden tomar media hora a 1 hora antes del ejercicio. También en deportes de larga duración o ultrafondo como ciclismo en ruta, triatlón y trail se pueden tomar durante el ejercicio.

Se recomienda tomar los aminoácidos junto con carbohidratos, L-glutamina, y vitamina B6 (fundamental en la metabolización de los aminoácidos y las proteínas).

En próximos artículos, desde NutriResponse profundizaremos más en la suplementación con BCAA aplicada a distintas prácticas deportivas, como running, natación y ciclismo.