Las bebidas deportivas son bebidas pensadas expresamente para personas que realizan esfuerzos físicos de alta intensidad y con un gran desgaste muscular. Son bebidas muy consumidas por los amantes de los deportes de resistencia, ya que como hemos visto en otros artículos, a partir de una hora de duración del ejercicio no es suficiente con el agua.

qué es una bebida deportiva

Composición y objetivos nutricionales

Una bebida deportiva tiene una composición que facilita la rápida absorción del agua y los electrolitos fundamentalmente, aportan energía y previenen la fatiga muscular. Los objetivos de las bebidas deportivas son los siguientes:

La importancia del sodio

El sodio es el electrolito que se pierde en mayor cantidad mediante la sudoración, y por ello es indispensable reponerlo mediante la dieta cuando sea posible o con una bebida deportiva cuando la pérdida haya sido significativa.

El sodio en las bebidas deportivas cumple tres funciones muy importantes:

  • Junto al azúcar favorece la absorción de líquidos.
  • Facilita la retención de líquidos a nivel renal.
  • Estimula la sed, que en deportes de larga duración no es un indicador de la deshidratación, y por consiguiente evita la deshidratación.

Además de estas funciones acelera la absorción de los hidratos de carbono y mejora el sabor de la bebida.

¿Sólo para deportistas profesionales?

Las bebidas para deportistas, como hemos dicho, están preparadas para aportar los nutrientes necesarios derivados de la práctica deportiva. Pero no solamente lo pueden usar deportistas profesionales o que hagan deporte de manera habitual, sino también personas que por sus trabajos hagan esfuerzos considerables o trabajen en condiciones adversas, como climas muy calurosos en los que se pierde mucho líquido por sudoración.

En cualquier caso es importante ya sea a través de la dieta cuando se pueda, o a través de las bebidas deportivas, aportar al organismo los nutrientes necesarios para evitar la deshidratación y el déficit de energético.