Seguramente habéis oído hablar o mencionar alguna vez la existencia de un recuperador muscular nocturno para deportistas. Ya os adelantamos que sí que existen y su composición y proporciones de nutrientes son distintas a las de un recuperador convencional.

recuperador muscular nocturno

¿Qué es un recuperador muscular?

Un recuperador muscular convencional suele contener una proporción entre 1:5 hasta 1:1 de proteínas y carbohidratos respectivamente, aunque teóricamente la proporción ideal de un recuperador es de 1:3. Esta composición de proteínas e hidratos de carbono tiene como objetivo optimizar el proceso de recuperación del deportista inmediatamente después de realizar ejercicio. Por ejemplo, después de una tirada larga de running, una salida de ciclismo, unas series en pista, una competición, etc…

Los hidratos de carbono suelen ser de alto índice glucémico para recargar rápidamente los depósitos de glucógeno muscular y la proteína suele ser de digestión rápida para reparar y favorecer la síntesis de fibras musculares. Un ejemplo de recuperador estaría compuesto por amilopectina como hidrato de carbono y proteína del suero de la leche (Whey).

¿Cómo se diferencia un recuperador muscular nocturno?

A diferencia de un recuperador muscular convencional, un recuperador muscular nocturno, como su propio nombre indica, está diseñado para consumir antes de dormir y que actúe durante la noche. Por ello está compuesto principalmente por proteínas, ya que el organismo no suele demandar una carga alta de glucógeno muscular, puesto que en principio ya se ha cenado. Además cuenta con proteínas de digestión lenta o como se suele llamar proteína de noche, que generalmente se trata de caseína.

Proteínas de absorción rápida y lenta

Para que las proteínas de la dieta puedan ser utilizadas por el organismo, deben ser absorbidas por el intestino delgado y se transportadas a la sangre, donde se distribuyen a varios tejidos. Las proteínas pueden ser considerados como largas cadenas de aminoácidos unidos, pero estos péptidos de cadena larga no pueden ser absorbidos. Generalmente se piensa que sólo aminoácidos individuales o cadenas de dos o tres aminoácidos pueden ser absorbidos por las células intestinales y pasan a la circulación.

En el estómago y el intestino delgado, las proteínas se descomponen en péptidos más pequeños o aminoácidos individuales por los jugos gástricos y una variedad de enzimas proteolíticas. Sin embargo, no todas las proteínas son iguales, algunas, en función de su origen, pueden ser más difíciles de romper que otras. La absorción se vuelve dependiente no sólo lo bien que el organismo puede descomponer las proteínas, sino también en la facilidad de descomposición de la propia proteína.

Proteína Whey Vs Caseína

Las proteínas Whey y caseína son excelentes fuentes de aminoácidos esenciales y ambas comparten la mayor digestibilidad de proteína (PDCAAS) de 1.0, una medida de la calidad de las proteínas sobre la base de la utilización de aminoácidos después de la digestión. Las dos proteínas lácteas, sin embargo, difieren drásticamente en sus tasas de absorción.

Te puede interesar: ¿Qué es la proteína Whey?

Proteína Whey

Las propiedades digestivas de una proteína están arraigadas en su química. La solubilidad de la proteína Whey permite que se vacíe del estómago al intestino delgado para que se absorba poco después de su ingestión. Este proceso da como resultado un pico grande y rápido en los niveles de aminoácidos plasmáticos, que pueden ser transportadas a varios tejidos para promover la síntesis de proteínas. La investigación clínica ha apoyado la capacidad de la proteína Whey de estimular la síntesis de proteínas poco después de la ingestión, pero también indica que la respuesta es de corta duración, sólo dura unas pocas horas después de su consumo.

Caseína

La caseína, a diferencia de la proteína del suero de leche Whey, no es muy soluble en agua y tiende a coagularse con otras moléculas de caseína para formar pequeñas estructuras circulares, llamados micelas. Esta propiedad hace que sea fácil para la caseína para formar un gel o un coágulo en el estómago y retardar el vaciado gástrico de manera efectiva. Esto provoca un ritmo mucho más lento pero constante de la absorción de aminoácidos en la sangre, dando lugar a un efecto menos pronunciado en síntesis inicial de proteínas en comparación con la proteína Whey, pero un efecto positivo a largo plazo en la prevención de la degradación de proteínas.