La glutamina es un aminoácido neutro no esencial (aminoácidos que el cuerpo puede sintetizar) de origen natural. Se encuentra en alimentos ricos en proteínas como carne de ternera, pollo, pescado, huevos, productos lácteos y en alimentos de origen vegetal como espinaca cruda, perejil crudo y col.

Sus características más destacadas son:

  • Es un componente importante de las proteínas.
  • Es un medio de transporte de nitrógeno entre los tejidos que ayuda a ‘limpiar’ de amoníaco algunos tejidos.
  • Es importante para la estabilización del pH sanguíneo, y en la biosíntesis del antioxidante glutation.

La glutamina es el aminoácido más abundante libre en el músculo esquelético (alrededor de un 60% del total de aminoácidos) y plasma sanguíneo:

  • El músculo esquelético es el principal tejido involucrado en la síntesis de glutamina y se encarga de liberar la glutamina en la circulación sanguínea.
  • Mientras que los leucocitos utilizan la glutamina para proporcionar la energía y las condiciones óptimas para la proliferación celular.

Por tanto los efectos de la glutamina se pueden clasificar como anabólicos e inmunoestimulantes.
glutamina

La glutamina en el deporte

El ejercicio prolongado se asocia con una disminución de concentración de glutamina en el músculo esquelético y el plasma. Esta disminución de la disponibilidad de glutamina podría poner en riesgo la función inmune. Los períodos de entrenamiento de carga elevada se asocian con una reducción de las concentraciones plasmáticas de glutamina y se piensa que ésto puede ser en parte responsable de la inmunodepresión aparente en muchos atletas de resistencia. Sin embargo, los mecanismos que llevan a los supuestos efectos anabólicos de la glutamina todavía están estudiándose.

El consumo de suplementos de glutamina es poco probable que proporcione un beneficio destacable en la restauración del equilibrio de fluidos de un deportista o en la prevención de la inmunodepresión después del ejercicio, pero sin embargo existen evidencias que sugieren que la glutamina tiene un papel importante en la estimulación de los procesos anabólicos para la recuperación, incluyendo glucógeno muscular y la síntesis de proteínas.

La ingesta de suplementos de glutamina se recomienda justo después de entrenar y optativamente a los 90 minutos del entrenamiento.

Imagen obtenida de Wikipedia.