La población mundial envejece rápidamente y la pérdida de masa muscular esquelética con el envejecimiento saludable (sarcopenia) representa un desafío público y social muy importante. Un estilo de vida físicamente activo alivia la pérdida muscular relacionada con la edad hasta cierto punto. Con el tiempo, incluso pequeñas pérdidas de tejido muscular puede dificultar la capacidad para mantener un estilo de vida activo y saludable, lo que contribuye en el desarrollo de la fragilidad muscular y la enfermedad metabólica.

¿Qué dicen los últimos estudios?

Las investigaciones se han centrado en la aplicación de suplementos de proteína en la dieta para apoyar las ganancias de masa muscular inducida por el ejercicio en individuos más jóvenes. Por el contrario, el papel de las proteínas en la dieta como sustento para el mantenimiento o ganancia de masa muscular esquelética en personas activas de edad más avanzada para envejecer saludablemente ha recibido menos atención. Las personas mayores presentan una menor respuesta a la síntesis de proteínas musculares al consumo de proteínas en la dieta. Sin embargo, esta respuesta anabólica mermada puede ser superada cuando se realiza actividad física en una ventana temporal muy próxima al consumo de proteínas.

envejecer saludablemente

¿Qué cantidad y tipo de proteína para envejecer saludablemente?

Evidencias recientes han ayudado a averiguar la cantidad y tipo óptimo de proteína en la dieta que debe ser consumida para un adulto de edad más avanzada con el fin de maximizar la respuesta de adaptación del músculo esquelético al ejercicio. Las estudios sugieren que 30 a 40 g de proteína representa una dosis óptima para promover las mejores tasas de síntesis de proteínas musculares después del ejercicio en adultos de edad avanzada. Por otra parte, dosis sub-óptimas de proteínas en la dieta pueden ser optimizados por la selección de proteínas de digestión y absorción rápida que también son ricas en leucina como por ejemplo la proteína de suero de la leche (proteína whey), y/o proteína enriquecida específicamente con leucina.

Nuevas investigaciones sugieren que suplementación con creatina oral y/o aceite de pescado puede ser eficaz como un medio para mejorar las adaptaciones al entrenamiento en la población de más edad.

Fuente Sports Medicine