La suplementación con probióticos está atrayendo la atención de la comunidad deportiva para promover la salud y mejorar el rendimiento deportivo. Los alimentos probióticos son microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos.

Principalmente bacterias del ácido láctico y están disponibles como suplementos en forma de cápsulas, en polvo o en productos lácteos, tales como leche fermentada o yogur. Presentan diferencias en su capacidad para colonizar el tracto gastrointestinal, en la eficacia clínica y en el tipo y la magnitud de los beneficios para la salud.

Efectos de los probióticos en deportistas

Desgraciadamente, la investigación de los efectos de los probióticos para deportistas están en segundo plano. El foco de atención de la comunidad científica ha estado en la investigación de los efectos beneficiosos de los probióticos como tratamiento para la enfermedades agudas y crónicas. Dado el reducido número de estudios que han examinado los efectos de la suplementación con probióticos en atletas, es prematuro emitir unas directrices prácticas.

Los atletas son sujetos difíciles de estudiar durante el entrenamiento y la competición, y también se tiene que tener en cuenta las interacciones entre la dieta, la actividad física y estilo de vida. La gestión de los entrenamientos, tensiones de la vida diaria y los hábitos alimentarios son un reto para los atletas que tienen una vida muy ocupada con el deporte, el trabajo, la familia y los compromisos de viaje. Los atletas deben priorizar su salud para mantener su rendimiento deportivo a buen nivel.

probióticos para deportistas

¿Los probióticos pueden mejorar el rendimiento en deportistas?

El interés principal en la administración de suplementos de probióticos es mejorar la salud del intestino, que como enfermedad leve puede tener efectos perjudiciales sobre el rendimiento deportivo. La importancia del intestino en la digestión y el suministro de sustratos energéticos para el ejercicio y la actividad física es fundamental.

Recientemente, el interés en el uso de los probióticos se ha centrado en la prevención de enfermedades respiratorias, especialmente en el resfriado común. Desde una perspectiva inmunológica, el intestino juega un papel primordial en la mediación de defensa contra infecciones y en la regulación de la homeostasis de la mucosa.

Durante el ejercicio intenso y/o de larga duración la superficie de la mucosa puede ser perturbada, incrementando el riesgo de problemas intestinales comunes tales como náuseas, hinchazón, calambres, dolor, diarrea o sangrado.

La planificación de las pautas dietéticas, incluyendo la suplementación nutricional, podría ser útil en la reducción de riesgo de problemas respiratorios e intestinales relacionados con el entrenamiento o competición.

Fuente: European Journal of Sport Science
The Official journal of the European College of Sport Science
Volume 16, Issue 2, 2016