Muchos de vosotros nos comentáis que no tomáis geles energéticos durante pruebas de resistencia porque os sientan mal al estómago y os provocan malestar general, ganas de vomitar, problemas digestivos, sensación de diarrea, se cierra el estómago, reflujos o acidez.

En la mayoría de ocasiones, estos efectos tan desagradables se producen por falta de entrenamiento de la nutrición durante sesiones de ejercicio distintas a la competición y por no consumir suficiente agua junto con los geles energéticos.

Es indispensable entrenar la nutrición

No podemos llegar a la competición sin haber probado antes beber agua o bebida isotónica y consumir geles durante el entrenamiento. El cuerpo se tiene que habituar a absorber la energía proveniente de los geles y bebidas energéticas cuando practicamos deporte ya que el organismo se ve sometido a mucho estrés.

También tenemos que probar diferentes tipos de geles energéticos, de distintas marcas deportivas orientadas a deportes de resistencia, para ver cual nos gusta más y nos sienta mejor.

Te puede interesar: Comparativa de geles energéticos

geles energéticos

Tipos de carbohidratos de los geles energéticos

Cada marca de nutrición deportiva suele tener su propia combinación y relación de hidratos de carbono. Por ejemplo, la marca Victory Endurance en su gama Energy Up utiliza una combinación de carbohidratos simples de dextrosa fructosa y sacarosa, con un ratio 2:1:1, mientras que la 226ers hidratos de carbono complejos con una combinación de amilopectinas, maltodextrinas y fructosas.

Los geles energéticos suelen contener una combinación de distintos tipos de hidratos de carbono porque tienen distintos transportadores intestinales y pueden aumentar su ritmo de absorción hasta 90 gramos a la hora en deportes de gran fondo como ciclismo, triatlón o trail.

Geles energéticos con cafeína

También, muchos geles energéticos contienen cafeína como un estímulo más para retrasar la fatiga durante el ejercicio. Sin embargo si no estamos acostumbrados a consumir bebidas con cafeína como café o coca cola, pueden provocar problemas gastrointestinales durante el ejercicio.

Por ello, se recomienda habituar al organismo a su consumo durante los entrenamientos y no superar 3 mg de cafeína por peso corporal al día.

Es importante fijarse en la cantidad de cafeína que tiene el gel energético y hacer un cálculo de cuantos geles con cafeína puedes consumir durante un entrenamiento o competición.

Por ejemplo el gel energético Energy Gel de melón de 25 gramos contiene 50 mg de cafeína, por lo que si nuestro peso es de 75 kg deberíamos consumir hasta 225 mg de cafeína o 5 a 6 geles Energy Gel de 226ers.

Nosotros recomendamos alternar geles con y sin cafeína y guardar los que contienen este estimulante para los momentos más duros de la carrera, por ejemplo en los últimos kilómetros de una maratón, los momentos previos a la subida de un puerto en bici, o la segunda transición de triatlón de cara a la carrera a pie.

Beber agua es fundamental

La concentración de hidratos de carbono respecto al agua debería ser similar a un 10% para evitar estancamiento intestinal y a su vez problemas digestivos.

Por ejemplo, si tomamos un gel energético con 20 gramos de hidratos de carbono deberíamos beber aproximadamente 200 ml de agua junto con el gel para maximizar su absorción y evitar cualquier malestar intestinal. Existen geles como los Hydro Energy Gel de Victory Endurance que contienen un gran contenido en agua y resulta fácil de beber, pero aún así recomendamos tomar algo de agua.

También se pueden generar los problemas comentados anteriormente como náuseas, el estómago cerrado o sensación de diarrea por deshidratación y falta de sales minerales. Y en ocasiones simplemente por pasarse, e ir más fuerte de lo que se debería en ciertos momentos de carrera y se somete al organismo a mucho estrés y todo el sistema digestivo se ve afectado.