El acceso a fruta y verdura de importación está a la orden del día. En los supermercados, grandes almacenes e incluso en fruterías locales encontramos alimentos que no se corresponden a la temporada actual, que nuestros padres no asocian al periodo correspondiente. Y es que el consumo de fruta y verdura que no es de temporada en nuestra región, es cada vez mayor. Sin embargo el consumo de fruta y verdura de temporada tiene grandes beneficios para nosotros, sin olvidarnos de los que tiene para el ecosistema.

Vamos a exponer los beneficios de consumir fruta y verdura de temporada, que no son pocos:

  • Ayuda a reducir la energía y las emisiones de CO2,  puesto que no hace falta gastar tanta energía para el transporte.
  • La fruta y verdura local se recoge en su punto óptimo de maduración y es más sabrosa que la que va a ser transportada, que se recolecta verde y va a madurar artificialmente en los contenedores.
  • Ayuda a impulsar y mantener la economía local, fomentando los pequeños negocios y manteniendo puestos de trabajo del propio pueblo o ciudad.
  • La naturaleza es sabia y nos ofrece en cada estación lo que necesitamos.
  • En invierno, necesitamos más dosis de vitamina C para reforzar el sistema inmunitario, y para eso la naturaleza nos ofrece las naranjas, los pomelos, los pimientos, las mandarinas, la coliflor o los kiwis.
  • En verano, necesitamos alimentos que contengan más agua, como la sandía, el melón o la pera y más ricos en betacarotenos para proteger la piel, como la calabaza, el melón, la zanahoria y el mango.
  • Se evita la implantación de monocultivos intensivos que agotan la tierra, favoreciendo la sostenibilidad del planeta.

En este enlace disponéis de un calendario de la fruta y verdura de temporada, para los que queráis aprovechar los beneficios expuestos.

Y vosotros qué opináis, ¿os parece una buena iniciativa favorecer el consumo de fruta de temporada?.