Las lesiones de tendón son muy comunes, y una de las razones de esta alta incidencia es que la fuerza, la potencia y la velocidad dependen de los tejidos conectivos rígidos. Los tendones rígidos pueden ser mejores para el rendimiento, pero son más propensos a lesiones. En este artículo os detallamos algunas recomendaciones de nutrición para recuperar de lesiones de tendón.

nutricion para recuperar

Rigidez de los tendones

Se puede trabajar para aumentar la rigidez de los tendones a través de pliometría, un tipo de entrenamiento que consiste en saltos con desniveles para fortalecer el tren inferior. Con estos ejercicios se mejoran la la velocidad, la fuerza y la potencia. Sin embargo, los tejidos conectivos rígidos pueden contribuir a mayores tasas de lesiones en la musculatura adherida.

La rigidez de un tejido conectivo, como un tendón o ligamento, depende de dos factores principales:

  • El contenido de colágeno.
  • El grado de entrecruzamientos en el colágeno.

Los entrecruzamientos aumentan cuando los atletas entrenan a gran velocidad o con cambios rápidos de dirección. Disminuyen cuando se practican ejercicios de fuerza con movimientos lentos. El aumento de las contracciones lentas son óptimas para mejorar la salud del tendón y pueden disminuir el tiempo de rehabilitación.

A diferencia de los músculos, las células del tejido conectivo se adaptan rápidamente al ejercicio. Para conseguir el máximo efecto sólo se necesita 5-10 minutos de actividad y esperar 6 horas para que el tejido vuelva a responder positivamente.

Nutrición para recuperar de lesiones de tendón

Según los últimos estudios el consumo de gelatina y vitamina C puede promover una mayor producción de colágeno, especialmente después de una ruptura del tendón y/o ligamento. Una dosis de 5 g de gelatina y 500 mg de vitamina C entre 30 – 60 minutos antes del ejercicio.

Las proteínas también pueden ayudar en el proceso de recuperación de lesiones de tendón. Las recomendaciones de consumo para este propósito son las siguientes:

  • Aproximadamente 20 gramos de proteína de alta calidad (0,3 gramos por kg de peso corporal) en cada comida.
  • Consumir proteínas en torno a sesiones de rehabilitación.

Después un periodo de inactividad forzada, los tendones pierden su elasticidad cerca del final del músculo. Esto puede hacer que los deportistas que regresan de lesiones sean ligeramente más rápidos, pero hace que el músculo sea mucho más propenso a las lesiones. Es importante, por tanto, supervisar y gestionar la carga de entrenamientos.

Fuente: Nutritional Support for Exercise-Induced Injuries
Kevin D. Tipton
Sports Med. 2015; 45: 93–104.