Prescindir de determinados grupos de alimentos o no consumir las cantidades recomendadas de ciertos alimentos, puede provocar un déficit de nutrientes esenciales. Además es necesario llevar una dieta equilibrada y saludable para proporcionarle a nuestro organismo los ingredientes que necesita para funcionar correctamente.

Te puede interesar: Grupos de alimentos

En el caso del consumo de fruta y verduras, muchas personas preocupadas con su aspecto físico, a menudo se quedan cortas con estos grupos de alimentos. Como regla general, puedes elegir frutas y verduras de distintos colores para obtener la mayor cantidad de nutrientes, especialmente vitaminas A y C. Es práctico pensar en un arco iris: rojo, naranja, amarillo oscuro, verde oscuro, azul, y púrpura.

Trucos para comer más verdura

A continuación os detallamos algunas maneras fáciles de consumir más verduras:

  • Beber zumos de vegetales.
  • Incluir una taza (250 mililitros) de sopa de verduras con el almuerzo.
  • Pedir una sopa a base de vegetales como un aperitivo en lugar de una ensalada pobre en ingredientes.
  • Comprar alimentos frescos, listo para comer, tales como bolsas de zanahorias, ensaladas en una bolsa, o  recoger a sus vegetales favoritos precortados. Este enfoque no es más caros que tirar cabezas de lechuga viscosa, zanahorias marchitadas y los tomates blandos.
  • Mantener verduras frescas, congeladas o enlatadas a mano y echarlas en el plato que estés calentando durante pocos minutos como sopa, pasta, estofado, guisos, o purés.
  • Comprar un utensilio para cocinar las verduras al vapor con un temporizador automático, o en el microondas. La preparación de las verduras te llevará tan sólo unos minutos.
  • Come  más verduras de los que te gustan, especialmente si sólo comes verduras en sólo una comida.
  • Servir siempre al menos dos verduras en la cena.
  • Aprende a comer verduras que odiabas cuando eras niño, como las coles de Bruselas, coliflor y calabaza.

Trucos para comer más fruta

Los siguientes consejos pueden ayudarte a comer más fruta:

  • Beber un zumo de fruta y/o añadir una pieza de fruta a su desayuno. Probar con un plátano, melocotón, o bayas en cereales, o mezclar fruta en un yogur.
  • Tener siempre frutas secas como pasas, dátiles, manzanas, cerezas, albaricoques guardados en la bolsa de entrenamiento o en el cajón de tu escritorio.
  • Se pueden conservar los plátanos en la nevera (sólo las pieles se vuelven negras) para que maduren más lentamente.
  • Compra frutas listas para comer. De esta forma serás más propensos a comer fruta si no la tienes que preparar primero.
  • Hacer o elegir postres basados en fruta.
  • Comprar bayas congeladas y utilizarlas como un complemento para helados, yogur congelado, pasteles, o hacer un parfait de frutas.

Frutas y verduras como fuentes de vitaminas y fibra