Las vitaminas son compuestos orgánicos, que se encuentran en pequeñas cantidades en los alimentos. No pueden ser sintetizadas por el organismo, siendo necesarias para la salud y el bienestar. Las vitaminas catalizan numerosas reacciones bioquímicas.

No son fuentes directas de la energía, pero pueden facilitar el metabolismo energético. Debido a que estos procesos metabólicos aumentan durante la actividad física, un suministro adecuado de vitaminas es necesario para promover el óptimo rendimiento deportivo.

Para qué sirve la vitamina B12

La vitamina B12 o Cobalamina es una vitamina hidrosoluble que pertenece al grupo de vitaminas B, caracterizado por tener funciones relacionadas con el metabolismo. La vitamina B12 tiene las siguientes funciones principales:

  • Es necesaria para la síntesis de la hemoglobina (glóbulos rojos) y la vitamina C, que actúa como antioxidante.
  • Ayuda al mantenimiento de sistema nervioso central.
  • Participa en la síntesis de las proteínas y la producción de material genético (ADN).
  • Interviene en el metabolismo de los ácidos grasos.

La vitamina B12 y vegetarianos

La vitamina B12 se encuentra en alimentos de origen animal como el hígado del toro o la vaca, el marisco (ostras y almejas), el pescado (salmón y sardinas), la carne roja, la yema de los huevos y los lácteos. Hay también algunas algas, como la espirulina, que tienen vitamina B12, pero en una forma química que no es óptima para su absorción.

No se encuentra presente en los vegetales, por lo que aquellas personas y atletas con dietas restrictivas desde un punto de vista energético, y los estrictamente vegetarianos, presentan riesgo de tener niveles bajos de la vitamina B12.

Te puede interesar: El deportista vegetariano

El interés en vitamina B12, entre los individuos físicamente activos, se deriva de su papel fundamental en la eritropoyesis, que es el proceso que corresponde a la generación de los glóbulos rojos.

Efecto de la vitamina B12 en el rendimiento deportivo

Los efectos de la vitamina B12 en el rendimiento deportivo han sido ampliamente estudiados. En un estudio en adolescentes a los cuales se les administró 50 μg/d de cianocobalamina, durante 7 semanas, no se observó ninguna mejora en el tiempo de duración de una carrera de media milla, o en el test de Harvard, en comparación con el grupo control. De la misma manera, tras la administración parenteral de B12 , en hombres no anémicos, no se obtienen mejoras en la fuerza muscular y resistencia.

Por lo tanto, la suplementación con vitamina B12 no supone un beneficio en el rendimiento a menos que esté presente un déficit nutricional.