Ante situaciones de gran exigencia física y mental, como son las propias del ejercicio y la competición, la respuesta del organismo es en forma de liberación de adrenalina y descarga de cortisol. Esto exige una respuesta del organismo frente al estrés que no siempre es adecuada y que puede derivar en alteraciones del sueño, bajada de defensas, inmunodepresión, alteraciones digestivas e intestinales, etc.

Durante el ejercicio algunos de los suplementos nutricionales utilizados para disminuir el cortisol y mejorar el sistema inmune, son los carbohidratos. Después del esfuerzo se utilizan algunos aminoácidos como la glutamina y minerales como el zinc y el selenio entre otros.

Los adaptógenos son sustancias utilizadas desde hace tiempo, que ayudan a regular el aumento de adrenalina y cortisol, y por tanto el estrés. Todavía es necesario profundizar mediante más estudios, ya que estos son escasos y podrían estar mejor diseñados, pero los adaptógenos más utilizados son la Rhodiola Rosea  y la L Theanina.

Rhodiola Rosea

En Rusia, también conocida como raíz del Ártico o raíz de oro, se ha utilizado durante cientos de años en la medicina tradicional para sobrellevar el frío clima de Siberia y como tónico en general. Es útil en situaciones de astenia, alteraciones del sueño, pérdida de apetito o ansiedad generalizada.

Teanina

El té verde es a menudo utilizado por sus propiedades relajantes a pesar de contener cafeína. Esto se debe a la presencia de teanina, que es un aminoácido que puede contrarestar los efectos de la cafeína e inducir en el cerebro un estado de percepción de relajación que coincide con un aumento de la actividad cerebral de las ondas alfa.

Es extraído del té verde o negro (una taza de té contiene unos 20 mg de teanina) y sus efectos se suelen manifestar unos 40 minutos después de su ingestión. Se han hecho algunos estudios en los que se precia como 200 mg de teanina atenúan el estrés agudo de una competición medido a través de la frecuencia cardíaca.

Triptófano

El triptófano es un aminoácido esencial con papel en la estructura y función proteica así como en la producción de neurotransmisores. Abunda en los huevos, la leche, los cereales integrales, el chocolate, la avena y los dátiles, por poner algunos ejemplos. Varios nutricionistas como el Dr Harold Newbold en su libro “Meganutrientes para sus nervios” consideran al L-triptófano un suplemento capaz de ayudar en el estrés además de su papel ampliamente conocido en el alivio del insomnio.