La nutrición y el sistema inmunitario del organismo están íntimamente relacionados. Una mala nutrición produce una disminución de la respuesta inmunitaria, que hace que las infecciones sean más graves y prolongadas, y por otra parte, la respuesta inmunitaria frente a una infección, tiene efectos metabólicos que aumentan los requerimientos nutricionales y afectan a los parámetros de valoración nutricional.

La suplementación con glutamina en el deporte de fondo tiene un papel protagonista para fortalecer la función inmune.

inmunnonutricion y glutamina en el deporte

¿Qué es la inmunonutrición?

El concepto de inmunonutrición se basa en la administración de ciertas sustancias nutritivas que además del efecto nutritivo en sí mismo, tienen un efecto terapéutico sobre el estado inmunológico del paciente.

El sistema inmunitario es susceptible a múltiples cambios que tienen lugar a nivel fisiológico y patológico, por lo que es fundamental conocer cómo la actividad física puede incidir en nuestro sistema de defensa.

¿Cómo afectan los niveles de glutamina al sistema inmune?

La disponibilidad del aminoácido conocido como glutamina podría estar implicado en la inmunodepresión inducida por el ejercicio. La glutamina en el deporte se puede utilizar como sustrato energético por muchas células inmunitarias especialmente linfocitos y monocitos y su agotamiento se asocia con inmunodepresión o depresión inmunológica.

La glutamina es un aminoácido no esencial pero los leucocitos sin incapaces de sintetizar su propia glutamina y por tanto dependen de la síntesis de otros tejidos, en su mayoría tejido muscular. La concentración ideal de glutamina para una óptima proliferación de linfocitos es de 600 µmol/l. Niveles de glutamina por debajo de este umbral debilitan la respuesta del sistema inmune.

La concentración de glutamina en el plasma se reduce un 20% o más después de ejercicios de larga duración y/o alta intensidad, pero se suelen recuperar pasadas 24 horas. No obstante, en deportistas sobre-entrenados los niveles de glutamina son menores en reposo que en atletas en buen estado de forma.

Suplementación con glutamina

La suplementación con glutamina en atletas puede evitar el descenso de los niveles de este aminoácido en el plasma debido al ejercicio. Sin embargo, la suplementación con glutamina no parece que pueda prevenir la reducción en la proliferación de linfocitos.

La suplementación con glutamina es segura y no aparenta tener efectos secundarios, por lo que los deportistas pueden consumir este suplemento con relativa seguridad mientras que no conduzca a un exceso de ingesta de proteína total.