La deshidratación durante la práctica de deportes de resistencia a causa de una ingesta deficiente de líquidos, es uno de los mayores temores de los deportistas. Durante el ejercicio de larga duración se pierden, además de agua, sales minerales y electrolitos por medio de la sudoración.

En este artículo os explicamos qué es la hiponatremia, sus consecuencias, factores de riesgo y algunas recomendaciones para evitar su aparición.

hiponatremia

¿Qué es la hiponatremia?

La hiponatremia es una afección que aparece cuando la concentración de Sodio (Na+) en sangre es más baja de lo normal, y se asocia con un consumo excesivo de líquidos sin sodio durante ejercicios de larga duración, que puede diluir la concentración de Sodio en el organismo.

Consecuencias de la hiponatremia

La concentración normal de sodio (Na+) en el suero de nuestro organismo está entre 135 – 145 mEq / litro. Los riesgos asociados a la hiponatremia dependen de la concentración de Na+ y se clasifican de la siguiente forma:

  • Leve (131 – 134 mEq / litro): no suele producir síntomas.
  • Moderada (126 – 130 mEq / litro): puede provocar náuseas, vómitos, cefalea, malestar, fatiga, confusión y calambres musculares.
  • Grave (< 126 mEq / litro): puede alterar el estado mental, causar convulsiones e incluso la muerte.

Factores de riesgo de la hiponatremia

Algunos factores de riesgo que se asocian a la hiponatremia son los siguientes:

  • Predisposición genética a expulsar elevadas cantidades de sodio durante la sudoración.
  • Beber líquidos en exceso sin la correspondiente cantidad de sodio.
  • Ejercicio de resistencia o larga duración.
  • Un peso corporal bajo con un índice de masa corporal (IMC) por debajo de 20.
  • Sobrehidratación antes del ejercicio sin la correcta proporción de sodio.
  • Contenido en sodio insuficiente en la dieta.

La deficiencia de Sodio en el maratón

La aparición de la hiponatremia en maratones es más probable en personas pequeñas que corren despacio, sudan menos y beben elevadas cantidades de líquidos hipotónicos antes, durante y después de la competición.

Recomendaciones de hidratación

Las recomendaciones del American College of Sports Medicine sobre la hidratación y la actividad física son:

  • Animar a los deportistas a evitar una falta o exceso de hidratación, ya que ambas situaciones tienen consecuencias negativas sobre el rendimiento y la salud. La deshidratación en climas cálidos es más frecuente y puede suponer un riesgo mortal. La idea es beber con criterio y no lo máximo que se pueda.
  • Los deportistas deberían determinar su tasa de sudoración normal.
  • Se debe beber para compensar los líquidos perdidos de forma periódica. Los líquidos se deben ingerir de forma regular en el tiempo y no de golpe.
  • Tomar alimentos y bebidas isotónicas, ya que favorecen la retención de líquidos y estimulan la sed.
  • Los deportistas de resistencia deberían consumir alimentos y líquidos que contengan sodio para evitar la hiponatremia.

Fuente Current Sports Medicine Reports