Los deportistas entrenan y compiten por todo el mundo y se enfrentan a condiciones climatológicas diversas, tanto en casa como cuando viajan con motivo de una competición.

Tienen que aprender a adaptarse y, en muchas ocasiones, tratan de no perderse jamás una sesión de entrenamiento a pesar de condiciones ambientales muy adversas. Un entrenamiento de este tipo puede penalizar más que beneficiar al deportista.

En ocasiones se ven obligados a competir en entornos muy diferentes a los que están acostumbrados en su cuidad, y por esa razón tienen que hacer frente a numerosos desafíos. No obstante cada reto, es una oportunidad de aprendizaje, y las estrategias de alimentación pueden ayudar a los atletas a superar sus límites en condiciones adversas.

hidratacion para climas calidos

Estrategias especiales de nutrición para hacer ejercicio en climas cálidos

Muchos deportistas, sobretodo los de corta distancia, disfrutan entrenando y compitiendo con climas cálidos, pero esto puede ser un gran desafío para los atletas en general, y en particular para los atletas de resistencia. Aquellos que normalmente viven en climas fríos, necesitan un periodo de adaptación al calor antes de participar en competiciones que se celebren en climas cálidos.

Para ello, es esencial que se acostumbren al calor de forma que puedan modificar sus técnicas de entrenamiento y competición, así como las estrategias de hidratación y otros factores que afectan a su estilo de vida cuando se enfrentan súbitamente a altas temperaturas.

Se consigue una buena aclimatación al calor practicando 60 a 100 minutos de ejercicio moderado en un ambiente templado con 10 a 12 sesiones en intervalos que no superen los 2-3 días.

Los atletas que no están acostumbrados al calor deben ser conscientes de la necesidad de introducir cambios en su rutina de entrenamiento:

  • Modificar el calentamiento y reducir la cantidad de ropa para prevenir el exceso de calor y la pérdida de sudor antes de que comience la competición.
  • Es posible que se necesite una cantidad extra de líquidos, las bebidas isotónicas frías se agradecen especialmente, por lo que las botellas isotérmicas son una gran ayuda.
  • Las calorías de las bebidas deportivas afectan al equilibrio energético del atleta, por lo que deben estar incluidas dentro de la planificación nutricional.