El maratón es una prueba de resistencia que pone a prueba la maquinaria del organismo para superar un reto de tal magnitud. Los hidratos de carbono y la oxidación de las grasas constituyen la principal fuente de energía para correr un maratón, pero existen multitud de factores que condicionan su utilización. El nivel de entrenamiento alcanzado y el estado nutricional del atleta en combinación con la intensidad de la prueba, son los más destacados.

En este artículo vamos a desgranar los principales factores nutricionales que intervienen para correr un maratón.

estado nutricional para correr un maratón

¿De qué depende el aumento de rendimiento?

La adaptación de los músculos a las series de entrenamiento necesita un periodo de tiempo, de forma que el aumento del rendimiento estará determinado por el propio entrenamiento. El objetivo de la preparación de un corredor de maratón es incrementar el ritmo al que pueda mantenerse durante los 42,195 km que dista la prueba. Este aumento depende a su vez de la velocidad y eficiencia con la que la energía química procedente de carbohidratos y grasas se pueda convertir en energía mecánica para la contracción de los músculos.

El entrenamiento para correr un maratón debe tener como finalidad inducir múltiples adaptaciones metabólicas y celulares que permitan al deportista:

  • Aumentar la producción de energía aeróbica y vías independientes de oxígeno.
  • Tener un mayor control metabólico.
  • Incrementar la eficiencia del movimiento.
  • Mejorar la resistencia muscular hasta la fatiga durante el ejercicio.

Corredores de maratón de elite vs aficionados

Las diferencias entre los corredores de élite y los amateur son significativas. Los corredores de élite de maratón son capaces de mantenerse a unas velocidades que son equivalentes a un 80 a 90% del consumo máximo de oxígeno (V02 Max), mientras que los deportistas amateur compiten a unas intensidades bastante más bajas.

Parece ser que los corredores de élite de maratón podrían ser capaces de completar un maratón utilizando hidratos de carbono como fuente única de combustible.

Los estudios dicen

Estudios han demostrado que un grupo de corredores que completaron un maratón sobre una cinta de correr en 2 h y 45 min utilizaron el 99% de la energía total a partir de carbohidratos y el 3% de la grasa, mientras que un grupo de corredores más lentos que terminaron en 3 h 45 min utilizaron el 68% del total de la energía a partir de carbohidratos y el 32% de la grasa.

Si tenéis cualquier duda o aportación os invitamos a participar en los comentarios.

Fotografía | Charlie Llewellin