Son pocos los corredores que siguen una adecuada estrategia de hidratación durante las carreras, ya que el consumo voluntario de agua o bebidas isotónicas durante el ejercicio es escaso entre estos deportistas. Por esta razón la deshidratación y los problemas gastrointestinales son tan comunes entre los runners. Si por el contrario durante el ejercicio se beben grandes cantidades de líquidos, también se pueden producir trastornos digestivos, aunque este caso es muy poco frecuente.

¿Que dicen los estudios sobre entrenar para beber?

Muchos corredores se quejan de que durante la carrera es difícil beber en movimiento y que además a veces les entra flato u otras molestias estomacales. Un estudio reciente mostró que el consumo de bebidas deportivas durante la competición se puede entrenar y por consiguiente aumentar la ingesta confortable de fluidos. En este estudio los runners recibieron una cantidad de bebida isotónica equivalente a las pérdidas por el sudor durante repetidas sesiones de entrenamiento y debían calificar su malestar gastrointestinal. A partir de la quinta y sexta sesión comenzaron a notar una mejora considerable en el confort gástrico percibido en comparación con la primera sesión  de entrenamiento.

Si te sienta mal beber mientras corres deberías practicar en los entrenamientos. Click Para Twittear

Entrenar el consumo de bebidas deportivas es clave

Los deportistas, tanto runners, como ciclistas, o cualquier otro deportista de resistencia que tiene que avituallarse durante el ejercicio, necesitan poner a prueba sus alimentos y el consumo de bebidas deportivas durante las sesiones de entrenamiento y carreras de trámite antes del evento más importante.

Te puede interesar: ¿Qué es una bebida deportiva?

La tolerancia de un consumo alto de carbohidratos entre atletas difiere significativamente. Existen estudios que muestran que en eventos de ultra resistencia como marchas ciclistas de gran fondo, ultramaratones o triatlón de distancia Ironman se puede tolerar hasta 90 gramos de carbohidratos a la hora, pero es necesario entrenar este consumo y también comprobar la respuesta de nuestro organismo a esta tasa de ingesta. Cada individuo responde de manera distinta y por ello se debe conocer la respuesta de su organismo e intentar adaptarla a su deporte o ejercicio.

Entrenar el consumo de carbohidratos nos permite alimentarnos mejor en carrera. Click Para Twittear

Beber durante los entrenamientos o competiciones es una cuestión del ámbito de la nutrición deportiva que lleva de cabeza a muchos atletas y a sus correspondientes nutricionistas-dietistas. Es necesario consumir bebidas deportivas tanto en los entrenamientos como en las pruebas, no sólo por cuestión de salud y rendimiento deportivo, sino porque te ayudará a entrenar a tu cuerpo y evitarás posibles trastornos digestivos muy molestos en las carreras.