Las bebidas deportivas con hidratos de carbono tienen un efecto positivo en el rendimiento deportivo, sin embargo, sólo una parte de glucosa alcanza la circulación durante el ejercicio y por lo tanto afecta parcialmente a las concentraciones sanguíneas de glucosa, la oxidación de hidratos de carbono y al ahorro de glucógeno. Esto lleva a pensar que la sola presencia de hidratos de carbono en el sistema digestivo (por ejemplo en la boca) podría afectar el metabolismo y, potencialmente, aumentar el rendimiento deportivo.

enjuague bucal

Actualmente, sólo se han realizado 6 estudios que investigan los efectos de un enjuague bucal de carbohidratos, 4 entre los ciclistas y 2 con corredores. En este artículo podéis encontrar una revisión sobre los estudios que se han realizado hasta la fecha actual.

Existen cuatro estudios independientes en los que ciclistas completaron una contrarreloj de aproximadamente 60 minutos de duración. En 3 de los 4 estudios la mayoría de los ciclistas logró un mejor tiempo con un enjuague bucal con una solución de hidratos de carbono frente a una bebida edulcorada artificialmente como placebo que era idéntica en sabor a la bebida con carbohidratos.

En un estudio, el enjuague bucal con carbohidratos frente una boca libre de calorías mostró un mejor rendimiento de los corredores. Los atletas que aumentaron su rendimiento con un enjuague bucal de carbohidratos no percibieron mayor esfuerzo. Además, los corredores optaron por una mayor velocidad inconscientemente en la cinta de lo que hicieron los del grupo de corredores con el placebo.

Se cree que existen receptores en la boca que pueden distinguir entre compuestos que son carbohidratos nutritivos y compuestos que no son (como edulcorantes artificiales). La activación de estos receptores estimula “centros de recompensa” en el cerebro que podría aumentar el estado de ánimo y/o motivación del atleta y aumentar el rendimiento a través de un medio psicológico.

Los escasos estudios que han investigado el enjuague bucal de hidratos de carbono, sugieren que esta técnica podría ser eficaz en comparación con un enjuague bucal con agua o con una solución no nutritiva. Sin embargo, escupir la bebida, probablemente, no es más beneficioso que la ingestión de la bebida. Los atletas que podrían estar interesados ​​en un enjuague bucal con carbohidratos serían aquellos que experimentan molestias gastrointestinales por la ingestión de bebidas deportivas durante el ejercicio o los que quieren evitar el consumo de las calorías. La intensidad y la duración del evento son también factores de influencia con respecto a si se prefiere o no el enjuague bucal con hidratos de carbono frente a la ingestión real de hidratos de carbono. Durante un ejercicio más intenso o de mayor duración, los efectos fisiológicos de la ingesta de hidratos de carbono se vuelven más importantes.

Desde NutriResponse os seguiremos informando de los estudios que tengan como objetivo analizar el rendimiento y la salud de los deportistas.