Una nutrición equilibrada, con el consumo adecuado de hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y minerales es indispensable para mantener el sistema inmune preparado frente a enfermedades. Los deportistas deben consumir una dieta equilibrada y saludable que cubra sus necesidades energéticas y que contenga una variedad de alimentos para evitar un déficit de vitaminas o minerales. Un atleta que no esté sano es prácticamente imposible que desarrolle todo su potencial.

sistema inmune y el deporte de resistencia

Una dieta equilibrada

El consumo no adecuado de proteínas, carbohidratos, grasas o el déficit de ciertos micronutrientes como el hierro, zinc, vitamina B6 y vitamina B12 disminuyen las defensas y provocan una mayor susceptibilidad a infecciones. Una malnutrición de proteínas en humanos afecta a todas las formas de inmunidad, incrementando las incidencias de infecciones oportunistas.

Las vitaminas esenciales para el sistema inmune

Muchas vitaminas son vitales para una función inmune normal y eficiente. El déficit de vitaminas solubles en grasa, A y E y las solubles en agua B6, B12, C y ácido fólico disminuyen las defensas inmunitarias y empeoran la resistencia orgánica a una infección. Se pueden corregir estos déficits mediante suplementación vitamínica específica para restaurar un buen estado del sistema inmune.

Los minerales y la función inmune

Muchos minerales realizan un efecto modulador sobre la función inmune, entre ellos están el hierro, el zinc, el magnesio, el manganeso, el selenio y el cobre. Sin embargo, aparte del hierro y el zinc, el resto de déficits aislados son poco frecuentes.

El déficit de hierro se asocia con el aumento de la proporción de personas que enferman debido a infecciones. El ejercicio tiene un efecto acusado tanto en el metabolismo del hierro como en el del zinc. Los requerimientos de ambos minerales en deportistas son muy elevados, ya que su pérdida se incrementa con el sudor y la orina. Sin embargo, el exceso de hierro y zinc también pueden empeorar la función inmune. Una acción apropiada sería controlar el estado del hierro y zinc regularmente.

Atletas que están en riesgo

En general, los deportistas son capaces de cumplir con las necesidades de vitaminas y minerales a través del consumo habitual en la dieta de alimentos ricos en nutrientes. Los deportistas que pueden estar en riesgo de un déficit de nutrientes son:

  • Atletas que una dieta con una variedad de alimentos restringida.
  • Atletas que restringen su consumo de energía como estrategia para perder grasa corporal.