La norma general es que el etiquetado ha de ser claro y conciso y que nunca debe inducir a error al consumidor en lo que se refiere a características, composición, naturaleza, cualidades, cantidad, origen o modo de fabricación.

Información en el etiquetado nutricional

En los alimentos envasados hay dos clases de información:

  • La general (común a todos y obligatoria) y la nutricional, opcional y que ofrecen sólo algunos de ellos. La general sirve para conocer las características esenciales lo que uno compra.
  • La nutricional, que no es obligatoria pero sí muy conveniente, pone a disposición del consumidor información sobre las características nutritivas del alimento: calorías que aporta, los nutrientes que contiene, la cantidad de fibra, vitaminas, sales minerales, etc.

Las empresas dedicadas a la elaboración, la producción y el envasado tienen libertad para decidir si incluyen o no en las etiquetas de sus productos los nutrientes que contiene el alimento (salvo cuando en el envase se muestra “bajo contenido en grasa” o “reduce el riesgo de padecer hipertensión”).

El semáforo nutricional

Para facilitar la comprensión del etiquetado nutricional, se ha creado el semáforo nutricional. Consiste en una etiqueta que aparece en el envase del producto que permite al consumidor, conocer de un simple vistazo la cantidad de calorías y de los cinco principales nutrientes que influyen en la salud (azúcar, grasa, grasa saturada, sal y fibra). Para estos nutrientes se ha definido una ingesta máxima recomendada (su consumo se debe vigilar), salvo la fibra, para la que se ha fijado una ingesta diaria mínima recomendada (ya que su consumo debe aumentar).

Cantidad diaria recomendada nutrientes

La información aparece por ración del alimento (además de la información que aparece por cada 100g de alimento, nos ayuda a comparar con otros alimentos) y se incluye el porcentaje de cada uno de los nutrientes según la Cantidad Diaria Orientativa (CDO) que una persona adulta necesita ingerir al día. ¡Cuidado! Cuando se leen las CDO en el etiquetado conviene recordar que las necesidades nutricionales difieren en función del sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

semáforo nutricional

En el semáforo cada uno de los nutrientes estará acompañada de un color que indicará si una ración de un alimento tiene un contenido de calorías, azúcar, grasa, grasa saturada y sal:

  • Alto (naranja): anuncia atención, que no significa que no se pueda comer, sino que debe tener en cuenta.
  • Medio (amarillo): consumo con moderación.
  • Bajo (verde): consumo libre.