El día antes de la competición es para descansar y relajarse. Cuando hablamos de descanso nos referimos tanto al físico como al mental, evitando realizar cualquier actividad física que demande mucha energía, ya que el trabajo debería estar ya hecho, así como no pensar demasiado en el día de la prueba, que está fundamentalmente para disfrutar.

El deportista debe evitar practicar rutinas de entrenamiento con máxima intensidad. Una buena opción es pasear por el lugar donde va a tener lugar la competición y familiarizarse con el recorrido, siempre que este hecho no provoque ansiedad.

Pasta para el día de antes de la competición

Este día es una de las últimas oportunidades para asegurarse de que los depósitos de glucógeno estén llenos realizando una correcta carga de hidratos y también se debe mantener una ingesta constante de líquido para asegurar una hidratación óptima de cara a la competición del día siguiente.

  • Es aconsejable consumir hidratos de carbono que sean altos en almidón y relativamente bajos en fibra. Unas buenas elecciones son la pasta, el arroz, el pan, las frutas sin semillas ni piel.
  • Hay que evitar las verduras y legumbres, que suelen contener altos niveles de fibra y pueden producir gases. Son especialmente indeseables las verduras de la familia de las coles, que destacan por su capacidad para producir gases.

Alimentación el día antes de la competición

A continuación os mostramos un ejemplo de un programa de alimentación el día antes de la competición:

Hora Alimentación
09:30 a 10:00 Desayuno
10:00 a 12:30 Hidratación con agua
12:30 a 01:00 Comida
13:00 a 14:45 Relajación
14:45 a 15:30 Estiramientos
15:30 a 17:00 Hidratación con bebida isotónica y paseo
17:00 a 19:30 Merienda
19:30 a 20:00 Ducha
20:00 a 21:00 Cena
21:00 a 22:00 Hidratación con agua
El día antes de la competición consumir carbohidratos complejos y bajos en fibra Click Para Twittear

Si tienes cualquier duda sobre qué tomar el día antes de la competición, pregúntanos a través de los comentarios 🙂