El cannabis se conoce por su uso generalizado en todo el mundo. Productos derivados del cannabis como la marihuana y el hachís se consumen comúnmente en forma de cigarrillos o incluso en pequeños tubos. Además, en muchos países se ha aprobado su consumo para el tratamiento de enfermadades como el VIH y el cáncer.

La popularidad de esta droga entre atletas jóvenes hace que sea detectada con frecuencia en los controles médicos. En 2012, 7,6 millones de personas de más de 12 años de edad consumieron marihuana durante 20 o más días en el último mes.

efecto del cannabis enel rendimiento deportivo

La marihuana y el rendimiento deportivo

Los efectos ergogénicos de la marihuana son claramente cuestionables, ya que todavía no se tienen certezas de que aumente el rendimiento. Por lo tanto, muy pocos estudios han probado los efectos de la marihuana sobre el rendimiento.

Uno de los primeros estudios demostró que la capacidad de trabajo físico a una frecuencia cardíaca de 170 se redujo en un 25% en comparación con el grupo de placebo. Otro estudio observó una disminución en la duración del tiempo hasta el agotamiento. En estudios en los que se suministró por vía oral, se observaron en general déficits significativos en el rendimiento en general, la firmeza de pie, tiempo de reacción y el rendimiento psicomotor durante un periodo de 5 horas posterior a su consumo.

Curiosamente, en un caso de estudio, se observó que a un paciente con asma, fumar marihuana antes de la prueba de esfuerzo provocó una broncodilatación y ningún defecto en la función pulmonar. Por lo tanto, si existe algún efecto positivo de la marihuana, es probable que sólo mejore el rendimiento indirectamente.

También existe la posibilidad de que el cannabis pueda reducir las sensaciones de estrés y ansiedad previas a la competición en los atletas. Puesto que el cannabis disminuye el estado de alerta y tiene propiedades relajantes y sedantes, su uso puede ser propuesto por los efectos de la relajación, el bienestar y la mejora de la calidad del sueño. Sin embargo, debido a la disminución del rendimiento en el ejercicio, la marihuana puede ser considerado un agente ergolítico (tiene un efecto negativo sobre el rendimiento deportivo).

El cannabis y el dopaje

El Comité Olímpico Internacional (COI) incluyó el cannabis en la lista de sustancias prohibidas a partir de 1989, y desde el año 2004 la Agencia Mundial Anti-dopaje prohibió su uso para cualquier competición deportiva.

Fuente Nutririon & Metabolism