Muchos de vosotros nos preguntáis cuales son las diferencias entre un recuperador muscular y un batido de proteínas. Os adelantamos que la diferencia fundamental está en su composición, aunque ambos pueden ser utilizados para el mismo objetivo.

A continuación las principales diferencias, recomendaciones de consumo y posibles alternativas.

 Diferencias entre un recuperador muscular y un batido de proteínas

Objetivo

El objetivo principal de un recuperador muscular, como su propio nombre indica, es la rápida y completa recuperación muscular para poder seguir entrenando con un buen nivel de rendimiento.

Sin embargo la finalidad de un batido de proteínas es el mantenimiento o aumento de la masa muscular y la fuerza.

Composición y nutrientes

1. Macronutrientes

Los recuperadores musculares suelen contener entre 1/3 y 1/2 de proteínas y entre 2/3 y 1/2 de carbohidratos. Estas proporciones se deben a una doble finalidad: por un lado se necesita recargar los depósitos de glucógeno muscular, mermados por el ejercicio, mediante el consumo de carbohidratos, y por otro lado, a través de una menor cantidad proteínas de alto valor biológico, evitar la degradación muscular.

Los batidos de proteínas suelen contener entre un 70% y 90% de proteínas totales. Sus objetivos son el mantenimiento de la masa muscular, el aumento de la fuerza y el crecimiento de la masa muscular magra.

2. Micronutrientes

Los recuperadores musculares suelen estar enriquecidos principalmente con sales minerales, algunas vitaminas y aminoácidos.

  • Su contenido en sales ayuda a reponer los electrolitos perdidos durante el ejercicio mediante el sudor y la orina. De esta forma se consigue una rehidratación completa después de un entrenamiento de fondo o larga duración.
  • Las vitaminas ayudan a cubrir las necesidades del organismo debido al desgaste durante el entrenamiento o competición y ejercen un efecto antioxidante.
  • Los aminoácidos como la glutamina, arginina, creatina y BCAA’s ayudan a la recuperación después de sesiones de ejercicio muy exigentes, aumento de resistencia a la fatiga, y estimulación de la síntesis de proteína muscular.

 

¿Puedo utilizar un batido de proteínas como recuperador muscular?

Ambos suplementos deben consumirse justo después del ejercicio para maximizar su efecto anabólico y de reposición de nutrientes. Y efectivamente, sí que se puede utilizar un batido de proteínas como recuperador muscular después de un entrenamiento de fondo, pero siguiendo los consejos que os exponemos a continuación.

  • Puesto que los batidos de proteínas tienen un déficit de carbohidratos en cuanto a la reposición de glucógeno muscular, su consumo se debería acompañar con una fruta o zumo natural, o un carbohidrato de alto índice glucémico.
  • Si se ha realizado un entrenamiento de larga duración o la sudoración ha sido alta, se recomienda acompañar con una bebida isotónica o un suplemento de sales.
  • Si se combina con una bebida isotónica, puesto que ésta ya tiene hidratos de carbono, no será necesario acompañar el batido de proteínas con ninguna otra fuente de carbohidratos.