Muchos de vosotros nos preguntáis cuales son las diferencias entre un recuperador muscular y un batido de proteínas. Os adelantamos que la diferencia fundamental está en su composición, aunque ambos pueden ser utilizados para el mismo objetivo.

A continuación os señalamos las principales diferencias, recomendaciones de consumo y posibles alternativas.

 Diferencias entre un recuperador muscular y un batido de proteínas

1. Objetivo

1.1 Recuperador muscular

El objetivo principal de un recuperador muscular, como su propio nombre indica, es la rápida y completa recuperación muscular para poder seguir entrenando con un buen nivel de rendimiento.

1.1 Batido de proteínas

Sin embargo la finalidad de un batido de proteínas es el mantenimiento o aumento de la masa muscular y la fuerza.

2. Composición y nutrientes

2.1 Macronutrientes

Los recuperadores musculares suelen contener entre 1/3 y 1/2 de proteínas y entre 2/3 y 1/2 de carbohidratos.

Estas proporciones se deben a una doble finalidad: por un lado se necesita recargar los depósitos de glucógeno muscular, mermados por el ejercicio, mediante el consumo de carbohidratos, y por otro lado, a través de una menor cantidad proteínas de alto valor biológico, evitar la degradación muscular.

Los batidos de proteínas suelen contener entre un 70% y 90% de proteínas totales. Sus objetivos son el mantenimiento de la masa muscular, el aumento de la fuerza y el crecimiento de la masa muscular magra.

2.2 Micronutrientes

Los recuperadores musculares suelen estar enriquecidos principalmente con sales minerales, algunas vitaminas y aminoácidos.

  • Su contenido en sales ayuda a reponer los electrolitos perdidos durante el ejercicio mediante el sudor y la orina. De esta forma se consigue una rehidratación completa después de un entrenamiento de fondo o larga duración.
  • Las vitaminas ayudan a cubrir las necesidades del organismo debido al desgaste durante el entrenamiento o competición y ejercen un efecto antioxidante.
  • Los aminoácidos como la glutamina, arginina, creatina y BCAA’s ayudan a la recuperación después de sesiones de ejercicio muy exigentes, aumento de resistencia a la fatiga, y estimulación de la síntesis de proteína muscular.

3. ¿Puedo utilizar un batido de proteínas como recuperador muscular?

Ambos suplementos deben consumirse justo después del ejercicio para maximizar su efecto anabólico y de reposición de nutrientes.

Y efectivamente, sí que se puede utilizar un batido de proteínas como recuperador muscular después de un entrenamiento de fondo, pero siguiendo los consejos que os exponemos a continuación.

  • Puesto que los batidos de proteínas tienen un déficit de carbohidratos en cuanto a la reposición de glucógeno muscular, su consumo se debería acompañar con una fruta o zumo natural, o un carbohidrato de alto índice glucémico.
  • Si se ha realizado un entrenamiento de larga duración o la sudoración ha sido alta, se recomienda acompañar con una bebida isotónica o un suplemento de sales.
  • Si se combina con bebidas isotónicas, puesto que ésta ya tiene hidratos de carbono, no será necesario acompañar el batido de proteínas con ninguna otra fuente de carbohidratos.

4. ¿Se puede combinar el uso de recuperadores musculares y batidos de proteínas?

Sí, pero no al mismo tiempo.

Un ejemplo típico es el de un deportista de fondo como un ciclista, un trail runner, un triatleta IronMan o un nadador de travesías, que no consumen suficiente proteína a través de la dieta, y no cumplen con los requerimientos necesarios diarios para el volumen de entrenamientos que realizan.

En ese caso recomendamos consumir un recuperador muscular inmediatamente después del ejercicio y un batido de proteínas por la noche después de la cena o antes de acostarse.