En deportes de resistencia, especialmente en entrenamientos y competiciones de ultra fondo como marchas ciclistas o trails, suele llegar un momento en el que estás saturado de  la cantidad de geles energéticos, barritas y bebidas isotónicas que llevas consumidos. Tanto el sabor dulce como la textura de los suplementos deportivos al final satura mucho, sobretodo a nivel psicológico. Por ello, nosotros solemos recomendar a nuestros deportistas que descubran su “alimento talismán”.

alimento talismán en deportes de fondo

¿A qué nos referimos con tu alimento talismán?

Ese alimento que consigue que cambies el “chip” en tu cabeza o que reinicies tu nivel de saturación de suplementos deportivos. Debería cumplir las siguientes condiciones:

  • Un alimento que te guste mucho.
  • Debe ser fácil de llevar contigo.
  • Tiene que conseguir cambiar el sabor de tu paladar.
  • No debe perjudicar tu rendimiento deportivo.
  • De fácil digestión y rápido consumo.

Tu “alimento talismán”, en general, no suele aportar nada a nivel energético a corto plazo, pero sí que aporta mucho a nivel psicológico. Consigue que desees que llegue el momento de tomarlo como si fuese un premio, una recompensa, y además una vez consumido puede conseguir liberar el estrés psicológico debido al esfuerzo físico del ejercicio.

¿Cuándo tomar tu alimento talismán?

Nosotros generalmente recomendamos tomarlo sólo una vez durante tu entrenamiento o competición y suele coincidir con la mitad de la ruta o entreno, o de ahí en adelante. De esta forma conseguirás que la segunda parte del recorrido sea mucho menos sacrificada.

Algunos ejemplos de alimentos talismán que solemos utilizar

  • Un mini bocadillo con un chorrito de aceite de oliva y un alimento salado.
  • Un puñado de kikos.
  • Un puñado de nueces y/o pistachos.
  • Un sandwich de crema de cacao.
  • Un sandwich de crema de cacahuete.

Los hay menos ortodoxos a los que un bocadillo de chorizo, un plato de pasta e incluso un bizcocho casero de su madre les hace correr como si fuera el primer minuto.

¡Tened cuidado que tiene que ser un alimento de fácil digestión!

¿Y para ti? ¿Cuál es tu alimento “talismán”? Si quieres compartir con nosotros tu pequeño secreto te animamos a participar a través de los comentarios.