El calcio es uno de los minerales más importantes, necesario para la formación de los huesos. Si no se obtiene suficiente calcio de la dieta, los huesos pueden volverse frágiles y más propensos a fracturas.

Un reciente estudio publicado por la revista Journal of the International Society of Sports Nutrition (JSSN) muestra que una ingesta elevada de calcio en la dieta y un alto gasto de energía diaria dedicada a la actividad física se asoció positivamente con la mineralización ósea en hombres jóvenes, en particular en la región lumbar. Este estudio tuvo como objetivo examinar la relación entre los factores de la dieta y la actividad física en la mineralización ósea en los hombres jóvenes. Este estudio viene motivado por la necesidad de encontrar la mejor estrategia de prevención de riesgo de osteoporosis. Los autores proponen aumentar la masa ósea máxima en los jóvenes como medida de prevención primaria más importante para reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.

La osteoporosis

Es una enfermedad que afecta a los huesos, provocada por la disminución de la masa ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos. Causa que el hueso sea menos resistente y mucho más frágil de lo normal, lo que provoca que los huesos tengan menor resistencia a las caídas y se rompan con facilidad tras un traumatismo. Esta enfermedad  puede pasar desapercibida durante muchos años hasta que finalmente se manifiesta con una fractura.

El hueso es un tejido vivo que es constantemente reemplazado por hueso nuevo. La osteoporosis aparece cuando el organismo es incapaz de producir suficiente hueso nuevo, cuando gran cantidad del hueso existente es reabsorbido y no es reemplazado por el organismo.

La mala alimentación y el escaso ejercicio físico son algunas de las causas que pueden favorecer la aparición de la osteoporosis. Sin embargo, la menopausia es uno de los factores que más influye en su desarrollo en las mujeres, ya que la desaparición de la función ovárica provoca un aumento de la reabsorción ósea.