El hierro es un mineral esencial para obtener un óptimo rendimiento deportivo. Tiene un papel muy importante en el transporte de oxígeno y la producción de energía, y sirve como un componente funcional de la hemoglobina y la mioglobina.

Además, el hierro es una parte crucial de los citocromos, que se encuentran en el sistema de transporte de electrones durante la producción de ATP, y por lo tanto proporcionan una fuente de energía para el movimiento físico. Para que el metabolismo y la transferencia de oxígeno tenga lugar de manera eficiente durante el ejercicio, debe haber un adecuado nivel de hierro en el cuerpo humano.

¿Qué impacto tiene la deficiencia de hierro?

Las evidencias sugieren que la deficiencia nutricional de hierro tiene un impacto negativo no sólo en la salud y el bienestar general, sino también en el rendimiento en el deporte. Por lo tanto, si mejora el nivel de hierro en atletas puede mejorar su rendimiento deportivo.

Las mujeres atletas, especialmente corredores, están en mayor riesgo de deficiencia de hierro debido a una mayor pérdida de hierro en el tracto gastrointestinal, el sudor, la orina y la menstruación, y el aumento de la hemólisis durante el entrenamiento de resistencia.

Además, el consumo inadecuado de hierro en la dieta, junto con limitada biodisponibilidad de hierro en la dieta, pueden presentar incluso un mayor riesgo de deficiencia de hierro en las mujeres atletas.

deficiencia de hierro en atletas femeninas

¿Cuál es el mejor tratamiento?

La efectividad del tratamiento convencional de la deficiencia de hierro de dosis farmacológicas en forma de suplemento, a menudo se cuestiona debido a posibles efectos secundarios como náuseas, dolor de estómago, estreñimiento y diarrea. Por lo tanto, se ha sugerido unas buenas pautas nutricionales para lograr el equilibrio adecuado como la primera línea de acción en la prevención de la deficiencia de hierro en mujeres atletas.

Aunque, se ha demostrado que la anemia por deficiencia de hierro tiene un efecto adverso en el rendimiento deportivo, la evidencia sobre la deficiencia de hierro en ausencia de anemia y el efecto sobre el rendimiento deportivo es contradictoria. Mientras, algunos investigadores informaron de mejoras significativas en el rendimiento y la adaptación de la capacidad de resistencia de mujeres con una deficiencia de hierro después de la corrección de los niveles de hierro usando suplementos de hierro, otros no muestran ninguna mejora e incluso un pequeño efecto adverso sobre el agotamiento de las reservas de hierro en ejercicio.

¿Qué dicen los últimos estudios?

Los estudios que investigan los efectos de las intervenciones de hierro de la dieta sobre el rendimiento deportivo en atletas de sexo femenino son escasos. Un estudio longitudinal realizado en nadadores investigó el estado del hierro y el rendimiento del ejercicio durante un período de 6 meses. Los autores no detectaron diferencias en el nivel de hierro o mejoras en el rendimiento entre la dieta rica en hierro y los participantes con una dieta libre elección.

Sin embargo, una dieta rica en hierro de cuatro semanas, mostró efectos significativos en la concentración de ferritina sérica en deportistas de gimnasia rítmica. Otro estudio mostró que una dieta rica en hierro fue más eficaz en la protección de los niveles de hierro que suplementos durante 12 semanas de pruebas aeróbicas en mujeres anteriormente sedentarias.

El estudio más reciente que ha investigado los efectos de consumo de alimentos ricos en hierro hemo en mujeres en edad reproductiva mostró que el tratamiento con hierro en una dieta basada en el uso de pan crujiente rico en hierro mejoró el estado del hierro de manera similar a los suplementos de hierro y siempre con menos efectos secundarios.