Los principales factores que marcan el rendimiento deportivo son la nutrición, el tipo de entrenamiento realizado y los factores genéticos particulares del deportista. Cada deporte y atleta, tiene unas necesidades que deben ser individualizadas, al igual que se debe seguir una nutrición específica. Tomar suplementos deportivos apropiados a cada atleta puede marcar la diferencia.

Objetivo de los suplementos deportivos

Los suplementos y alimentos incluidos en la dieta del deportista deben satisfacer 3 objetivos principales:

  • Proporcionar energía para mantener un rendimiento deportivo óptimo y saludable.
  • Aportar los nutrientes necesarios para el fortalecimiento y reparación de los tejidos.
  • Regulación y mantenimiento del metabolismo.

cuando tomar suplementos deportivos

Cuándo tomar suplementos deportivos

Los suplementos deportivos son de gran ayuda para los deportistas que realizan una actividad física con un cierto nivel de exigencia e intensidad, y de larga duración como ciclismo, running, triatlón y travesías a nado. A continuación destacamos las situaciones en las que es aconsejable el uso de suplementos deportivos:

    • Ayudar a cubrir las necesidades energéticas diarias a través de suplementos energéticos como barritas, geles o bebidas energéticas.
    • Ayudar a una rápida y óptima rehidratación con bebidas isotónicas y suplementos de sales, más eficaz con bebidas que incorporan carbohidratos y electrolitos.
    • Como aporte de energía de fácil utilización y digestión como los carbohidratos presentes en las bebidas deportivas y geles energéticos. Los suplementos deportivos ya están en parte hidrolizados y digeridos.
    • Facilitar las correctas proporciones entre los distintos nutrientes. Por ejemplo proporciones 1:1, 3:1 y 4:1 de carbohidratos y proteínas de los recuperadores musculares.
    • Seguir una estrategia nutricional en un formato resistente a los desplazamientos y golpes, que ocupa poco volumen, etc., Por ejemplo las barritas y geles energéticos, muy útiles cuando practicamos deportes de resistencia.
    • Como sustitutos de comidas, son fáciles de llevar y de reconstruir, en especial los recuperadores musculares que se tienen que consumir justo después del ejercicio.
    • Con sabores y texturas adaptados a las apetencias especiales durante el deporte.