Si tienes 20 años seguramente hagas ejercicio porque es divertido, te guste superarte y te veas mejor con la ropa con un cuerpo atlético. Pues te vamos a dar más razones para hacer un hueco al deporte en tu vida diaria, porque un estudio asegura que el ejercicio físico en la juventud podría ayudar a preservar tu memoria y las funciones cognitivas en la edad más adulta.

Correr a los 25 agudiza tu cerebro a los 45

Los investigadores utilizaron a un grupo de 2700 hombres y mujeres para su estudio, durante un periodo de 25 años. El estudio, publicado en la revista Neurology, era inicialmente para estudiar el riesgo coronario en adultos, pero también se sacaron otras conclusiones muy interesantes.

Mejor forma física en la juventud, mejor memoria en la edad adulta

Los adolescentes y jóvenes que obtuvieron un mejor resultado en la prueba de esfuerzo que se les hizo, en la edad adulta obtuvieron asimismo mejores resultados en las pruebas de memoria y de resolución de problemas. Aunque es cierto que los efectos sobre la memoria no fueron muy significativos, sí que se apreció cierta diferencia. Los individuos más aptos en un test de memoria fueron capaces de recordar 8 palabras de 15 respecto a los menos aptos que recordaron 7. En otro test en el que se medía el tiempo de asociación de nombres de colores con los verdaderos colores en los que estaban impresos en tinta, las personas deportistas tardaron de media 4 segundos menos que los que en la juventud habían demostrado peores cualidades físicas.

Según el profesor David Jacobs, de la Universidad de Minnesota, los jóvenes no se preocupan de cómo puede afectar su estilo de vida en el futuro. Pero piensa que con estas investigaciones pueden empezar a tomar conciencia de los beneficios que representa una regularidad en la práctica de ejercicio.

Si es bueno para el corazón también es bueno para el cerebro

Los investigadores no tienen todavía clara la razón exacta por la cual el ejercicio cardiovascular ayuda a preservar las funciones cerebrales, pero sospechan que está relacionado con el hecho de que un corazón sano bombea más sangre y por consiguiente llega más oxígeno al cerebro, el combustible de las neuronas.

Esto no quiere decir que ahora tengamos todos que empezar a entrenar para una maratón, pero cada vez son más las evidencias que apuntan a que el deporte a cualquier edad está relacionado con multitud de beneficios en la edad adulta.

Imagen | Wikipedia