El alcohol no es un componente esencial de la dieta. Su consumo es una elección personal del atleta y actualmente no existe evidencia de que su consumo con moderación y responsabilidad altere la salud y rendimiento deportivo.

Las directrices para un consumo de alcohol seguro y saludable de varían ligeramente, pero en general se sugiere que debería ser menor a 20-30g por día. Este consumo es distribuido a lo largo del día, evitando la embriaguez. Puesto que la tolerancia al alcohol es variable, es difícil precisar un consumo elevado de alcohol. Sin embargo el consumo de 80-100g de alcohol en una sola sesión puede ser considerado embriaguez para la mayoría de personas.

alcohol y deporte

A continuación os enumeramos algunas recomendaciones sobre el consumo de alcohol y deporte:

  • El alcohol es un fluido muy energético pero muy pobre en nutrientes y debería ser restringido cuando el atleta intenta reducir su masa grasa corporal.
  • El deportista debería evitar un consumo elevado de alcohol la noche antes de la competición.
  • El consumo de alcohol inmediatamente antes o durante el ejercicio no aumenta el rendimiento deportivo, de hecho lo perjudica en muchos deportistas. El rendimiento psicomotor y razonamiento son los más afectados.
  • El consumo de alcohol elevado tiene un fuerte impacto sobre la recuperación después del ejercicio. Efectos psicológicos directos sobre la rehidratación, reposición del glucógeno muscular y reparación de fibras musculares.
  • El atleta debería rehidratarse con líquidos apropiados como por ejemplo bebidas deportivas, zumos de frutas naturales y agua. Cervezas sin alcohol o cervezas suaves pueden ser apropiadas para consumir grandes volúmenes de líquidos, pero bebidas que contengan más de un 2% de alcohol no se recomiendan como bebidas ideales rehidratantes.
  • Antes de consumir alcohol después del ejercicio, el deportista debería consumir un almuerzo o comida rico en hidratos de carbono para ayudar a la reposición del glucógeno. Además el consumo de comida también ayudará a reducir el ritmo de absorción del alcohol y por tanto reducir el ritmo de intoxicación.

En cualquier caso no recomendamos el consumo de alcohol en deportistas, salvo que sea moderado y con responsabilidad.

Imagen KimeryDavis