El cultivo del plátano comenzó en el sudeste asiático, en el siglo V pasó al continente africano procedente de Madagascar y de ahí se extendió por las costas del Mediterráneo. A Canarias llegó procedente de Guinea Ecuatorial introducido por expedicionarios portugueses. Históricamente se considera que una vez el cultivo se asentó con éxito en las islas, los españoles lo introdujeron en tierras americanas en los viajes de colonización al Nuevo Mundo.

Tanto el plátano como la banana son un aliado del deportista de fondo, especialmente de los ciclistas de carretera y de mtb. Junto con otros alimentos, es uno de los imprescindibles de los avituallamientos de las marchas ciclistas. Es una fruta muy energética ideal para llevar el en maillot ciclista o para almorzar entre horas o previo a un entrenamiento o competición. Una práctica muy habitual es llevar el plátano cortado en dos para que sea más fácil su consumo sobre la bici.

Valor nutricional

Ante la pregunta de cuál es mejor nutricionalmente hablando, el plátano o la banana, a priori parece que todos responderíamos que lo mejor es el producto nacional, pues estamos hartos de ver los beneficios del plátano de Canarias y en los supermercados suele ser el producto más caro. Otros más curiosos se preguntarán si aparte de lo visto en la publicidad, existen razones objetivas por las que el plátano de Canarias sea preferible nutricionalmente a la banana.

platano de canarias o banana

Vamos a intentar arrojar algo de luz, pues no sois los únicos que os habéis hecho esta pregunta. Diversos estudios han tratado el tema y estas son algunas de las conclusiones desde el punto de vista estrictamente nutricional:

  • El plátano tiene menor contenido energético porque tiene menos hidratos de carbono.
  • El plátano tiene menos almidón y más azúcares que la banana, por lo que tiene un sabor más dulce.
  • El plátano tiene más minerales que la banana.
  • El contenido de fibra, proteínas y vitamina C es similar en ambos.
  • El plátano tiene más fósforo y potasio, pero menos calcio y magnesio.
  • El plátano tiene menos sodio, lo que le hace apto para dietas pobres en sodio.

Por lo que podemos ver, el plátano y la banana tienen características comunes, pero pequeñas diferencias. No se puede establecer un claro vencedor, pero sí podemos recomendaros el consumo de cualquiera de los dos, pues sus beneficios nutricionales son amplios.

Fuente Universidad de Zaragoza.

Foto de Manuel Pérez Terrassa