Los geles energéticos son un suplemento energético para los deportes de resistencia, sobretodo running, ciclismo y triatlón, que aportan principalmente energía en forma de hidratos de carbono de rápida absorción. Como todo suplemento alimenticio para deportistas, es importante saber cómo hay que tomarlo, para obtener en primer lugar una buena experiencia y además mejorar el rendimiento deportivo en los entrenamientos y competiciones.


como tomar geles energeticos

Los geles energéticos siempre con agua o bebida isotónica

Para favorecer una rápida asimilación de nutrientes y evitar problemas gastrointestinales, es imprescindible acompañar la ingesta de geles energéticos con agua o bebida isotónica que no sea energética. La relación idónea entre la cantidad de gel y de líquido es de 1 a 10 de hidratos de carbono respecto al líquido, es decir, si tomamos un gel energético que contiene 20 gramos de hidratos de carbono deberíamos tomar 200 ml de agua o bebida isotónica sin carbohidratos.

Los geles energéticos también incluyen en su composición sales minerales, como por ejemplo sodio o potasio, fundamentales para una correcta función muscular y un equilibrio electrolítico. Por esta razón muchas veces escuchamos que no se deben tomar los geles energéticos junto a bebidas ricas en sales, aunque esta afirmación no es correcta, puesto que la cantidad de sales minerales que contiene un gel combinada con la de una bebida isotónica no suele ser excesiva.

Mejor tomar geles poco a poco

Cuando estamos compitiendo en una carrera a pie, nos resulta difícil tomarnos el gel debido a que todo nuestro cuerpo está en movimiento. Nuestro consejo es que hay que tomarse el tiempo necesario para consumir el gel, y para ello una buena opción es tomárselo en pequeños “sorbos” apretando poco a poco el envase del gel, en al menos dos tomas. A medida que vayamos cogiendo experiencia iremos mejorando su ingesta.

En ocasiones nos cuesta un poco tragarlo, puesto que con el movimiento y la falta de costumbre no es una tarea trivial. Consumir los geles junto con agua facilitará enormemente la tarea, sin olvidar que existen geles en el mercado con una proporción mayor de agua que son más fáciles de tomar, pero aún así se necesita agua para su completa absorción.

Entrenar las piernas y también la nutrición

Muchas veces estamos tan centrados en seguir a rajatabla nuestro entrenamiento semanal que olvidamos otros aspectos importantes de la competición. Para evitar problemas gastrointestinales durante el día de la carrera, y también para garantizar un correcto aporte energético durante los entrenamientos más largos, es importante acostumbrarse a tomar los geles energéticos en rodajes largos de running, subidas de trail a la montaña, subida de puertos en ciclismo e incluso en el rodillo.

Diversos estudios científicos sugieren que el entrenamiento nutricional mejora la absorción de los nutrientes de los alimentos deportivos, mejorando de esta forma la disponibilidad de estos nutrientes en nuestro organismo, y como consecuencia mejora nuestro rendimiento deportivo y nuestra experiencia.