El potasio es un mineral muy importante para la salud humana, involucrado en el equilibrio del agua en nuestro organismo a través de los procesos de ósmosis, y en el equilibrio ácido-base que determina el pH del organismo. Tiene funciones relacionadas con la contracción muscular y la transmisión del impulso nervioso. La cantidad diaria recomendada es de 4.7 gramos de potasio en personas adultas, a lo que una gran proporción de la población no llega.

Cómo afecta la falta de potasio a los huesos

En este artículo vamos a contaros la relación que tiene el potasio con el calcio, y cómo afecta esta relación a la salud de los huesos.

¿Qué efecto tiene el potasio en la salud de los huesos?

Como dijimos antes, el potasio interviene en el balance ácido-base del organismo. Los huesos actúan como una reserva alcalina (base) y la dieta occidental media provoca la producción de más ácido (especialmente por el exceso de proteínas). Este hecho unido al bajo consumo de frutas y verduras ricas en potasio en nuestra dieta, hace que esta situación se agrave a partir de los 50 años, cuando el organismo tiende a producir más ácidos.

Por otro lado, las frutas y verduras generan más alcalinos (base) y por ello juegan un gran papel en la ayuda a disminuir la incidencia de osteoporosis. Las frutas y verduras contienen una gran cantidad de potasio, principalmente en la forma de sales de potasio, como citrato de potasio, malato de potasio y gluconato de potasio. Cuando se consumen, el cuerpo convierte las sales en bicarbonato sódico, un agente tampón que se utiliza para neutralizar los ácidos generados durante el metabolismo.

¿Cómo afecta la falta de potasio a la salud de los huesos?

La falta de potasio, provocada cuando no se consume la cantidad adecuada de frutas y verduras que contengan sales de potasio, provoca que el organismo absorba hueso para obtener el alcalino neutralizador que se encuentra en la matriz mineral del hueso, causando la pérdida de minerales en la orina. Por ello, los niveles de calcio en la orina son elevados cuando un individuo consume una dieta pobre en potasio y al contrario si se produce la situación inversa.

Los estudios más recientes muestran también un aumento en la incidencia de fractura de la cadera, relacionada con un consumo elevado de proteína animal, que como hemos indicado antes provoca la producción de más ácido.

Frutas y verduras ricas en potasio

Las principales frutas y verduras que contienen potasio en nuestra dieta son las siguientes:

  • Zumo o sopa de tomate.
  • Patatas con piel.
  • Plátanos.
  • Orejones de albaricoque.
  • Verduras de hoja verde.
  • Judías.
  • Dátiles.
  • Aguacate.

Si tenéis dudas o queréis plantear cualquier pregunta, no dudéis en utilizar los comentarios del blog.

Imagen | Flickr