El coco es una fruta tropical formada por una cáscara gruesa y dura, y un interior carnoso, blanco y aromático, que es la parte comestible. Sus propiedades nutricionales varían con el punto de maduración, pero es rica en ácidos grasos, de los cuales el 88% del total son grasas saturadas.

Al contrario sucede con los hidratos de carbono y las proteínas, que destacan por su baja cantidad. Es por ello que el coco tiene el valor calórico más alto entre todas las frutas.

El coco contiene una forma de grasa saturada llamada triglicéridos de cadena media (MCT), que difieren de los ácidos grasos de cadena larga que se encuentran en otros aceites en que son relativamente solubles en agua y por lo tanto se absorben rápidamente por el cuerpo.

Los MCT’s son transportados en la sangre a través de la circulación portal hepática, evitando las células de almacenamiento de grasa (tejido adiposo). Esto hace que sean menos susceptibles a ser depositados en esas células y, por tanto almacenados como grasa. En cambio, tienden a ser metabolizados por un proceso de quema de grasa y utilizado para producir energía. Por lo que el coco es útil, tanto desde el punto de vista de la composición corporal como desde la perspectiva de los deportes de resistencia.

Coco para deportistas de resistencia

Beneficios en deportes de resistencia

Los principales beneficios del coco para los deportistas de resistencia están relacionados con los MCT:

  • La fácil digestibilidad de los MCT’s puede aumentar el metabolismo energético durante el ejercicio de alta y media intensidad.
  • Reducen la dependencia del cuerpo sobre los hidratos de carbono como fuente de energía y disminuyen la cantidad de lactato producido durante el ejercicio, lo que lleva a una mayor resistencia al ejercicio.

¿Ayuda a reducir la grasa corporal?

Una dieta rica en MCT’s puede contribuir a aumentar el gasto de energía, ayudar a poner en marcha la pérdida de peso y conducir a menores niveles de grasa corporal. Se aumenta la oxidación de la grasa, así como la reducción de la ingesta de alimentos y mejora la composición corporal.

Aceite de coco

El aceite de coco no solo contiene MCT’s, sino que también tiene una serie de grasas no saludables, incluida la grasa saturada. Una porción de 1 cucharada de aceite de coco tiene 13,6 gramos de grasa total, 11,8 gramos de los cuales están saturados. Los MCT’s constituyen aproximadamente el 15% del contenido total de grasas saturadas, por lo que esto todavía quedan más de 10 gramos de grasa saturada por porción de aceite de coco.

Recomendación de consumo

Se debe obtener como máximo entre un 5% y 6% de las calorías diarias procedentes de grasa saturada. Esto significa que si se consumen 2,000 calorías al día, se debe consumir como máximo, 16 gramos de grasa saturada. Por lo tanto, una porción de 1 cucharada de aceite de coco representa el 63% del límite diario recomendado de grasas saturadas.
Fuente: Effect of ingestion of medium-chain triacylglycerols on moderate and high-intensity exercise in recreational athletes.
Nosaka N(1), Suzuki Y, Nagatoishi A, Kasai M, Wu J, Taguchi M.
J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2009 Apr;55(2):120-5.