Muchos de vosotros nos preguntáis cuáles son las diferencias entre los suplementos de sales y las bebidas isotónicas o deportivas en general, cuándo es mejor tomar las sales, bebidas isotónicas o ambas y en qué deportes conviene cada una de las opciones. En este artículo vamos a intentar responder a estas preguntas para conseguir una adecuada hidratación.

En este artículo nos referimos a bebidas isotónicas como a las bebidas deportivas actuales del mercado de marcas de nutrición deportiva para deportes de resistencia. Este tipo de bebidas no son propiamente isotónicas, ya que la concentración sales suele ser en general menor a la de una concentración isotónica real.

Como veréis no siempre hay una respuesta única, pero en este artículo encontraréis una completa guía para escoger la mejor opción.

bebidas isotonicas vs suplementos de sales

Razones para elegir bebida isotónica

Las bebidas isotónicas o deportivas son una mezcla de agua con el isotónico en polvo. Normalmente contienen sales minerales y electrolitos, hidratos de carbono y vitaminas, aunque varían las proporciones de estos ingredientes dependiendo de la marca. Por lo tanto, las bebidas isotónicas suelen contener otros ingredientes además de sales, que son energéticos en el caso de los hidratos de carbono o vitamínicos en el caso de las vitaminas añadidas.

Dicho lo anterior caben destacar las siguientes circunstancias para elegir una bebida isotónica para hidratarse:

  • Si además de sales minerales queremos aportar a nuestro organismo energía en forma de bebida deportiva.
  • Cuando el deporte te permite llevar encima un bidón u otro recipiente para hidratarte mientras practicas ejercicio.
  • Cuando la duración del ejercicio no va a superar las 2 horas porque los suplementos de sales aportan una cantidad mayor de sales que los isotónicos y para este tiempo puede no ser necesario.

Razones para elegir suplementos de sales

Los suplementos de sales normalmente vienen en forma de cápsulas, aunque también pueden venir en sobres bebibles como Totum Sport. Entre sus ingredientes únicamente se encuentran sales minerales, que son electrolitos implicados en la correcta función del cuerpo durante el ejercicio de resistencia.

Al contrario de lo que sucede con las bebidas isotónicas, no tienen ningún otro ingrediente cuya finalidad sea distinta a la hidratación, a excepción de algunos extractos de plantas como el jengibre en el caso de las Sub9 Salts de 226ERS para ayudar a evitar problemas gastrointestinales.

Los suplementos de sales son los más apropiados en los siguientes casos:

  • Cuando queramos separar la hidratación con sales del aporte energético, que puede ser a partir de barritas y geles energéticos u otros alimentos.
  • Si por cualquier circunstancia no podemos o queremos mezclar el agua con ninguna sustancia.
  • La cápsulas de sales son muy fáciles de transportar y no ocupan prácticamente nada.
  • Cuando la duración del ejercicio supera las 3 – 4 horas de duración los requerimientos de sales son mayores y los isotónicos añaden más ingredientes aparte de las sales por lo que es difícil hacer los cálculos.
  • Cuando las condiciones climatológicas son muy calurosas y pueden acelerar la deshidratación los suplementos de sales nos re-hidratan más rápido porque no tenemos que bebernos la dosis de agua del isotónico.

Razones para combinar bebidas deportivas y suplementos de sales

En deportes de larga duración, ultra-fondo y/o climas con temperaturas elevadas es posible que el aporte de sales por medio de bebidas deportivas no sea suficiente. Por ello es necesario combinar el consumo de bebidas isotónicas con suplementos de minerales. En este caso la dosificación de los comprimidos de sales se dilata más en el tiempo. Es decir, si normalmente consumes un suplemento de sales cada 2 horas, si además consumes una bebida deportiva puedes incrementar el intervalo entre comprimidos por ejemplo cada 3 horas.

Conclusiones

Resumiendo todo lo anterior, la principal diferencia es que los isotónicos contienen otros ingredientes además de las sales y electrolitos, al contrario de lo que sucede con los suplementos de sales. Por otro lado si el ejercicio va a durar muchas horas, es más fácil hidratarse mediante sales, como por ejemplo en marchas cicloturistas. Si la duración no va a superar las 2 horas el isotónico o bebida deportiva es una buena opción, por ejemplo cuando corremos, nadamos o jugamos al tenis.

Otra recomendación que solemos dar a nuestros deportistas es que presten mayor atención a la bebida isotónica o sales que consumen. Es imprescindible practicar su consumo en entrenamientos y comprobar que esa marca específica de nutrición deportiva en el caso de sales nos sienta bien. También, en el caso de las bebidas isotónicas es muy importante consumir la mezcla adecuada entre sales, hidratos y agua.

Si tenéis preguntas o queréis hacer alguna aportación os animamos a participar a través de los comentarios.