En primer lugar, queremos dar las gracias a todos los voluntarios que participan en los eventos deportivos para hacer posible que se desarrollen este tipo de pruebas. Sin ellos no sería posible ninguna competición de estas características. Los voluntarios son indispensables, sobre todo en los puntos de avituallamiento de las maratones. No obstante, en esta entrada vamos a discutir la logística del propio avituallamiento en maratón.

avituallamiento en maraton

¿Cómo son los avituallamientos de una maratón?

En los avituallamientos podemos encontrar generalmente agua, bebidas isotónicas y geles energéticos, además de esponjas y otros artilugios para refrescarse superficialmente.

Avituallamiento líquido

Los puntos de avituallamiento líquido se suelen instalar cada pocos kilómetros, habitualmente cada 5 kilómetros, y constan de agua y / o bebidas isotónicas para deportistas. Nuestra recomendación es beber aproximadamente 200 ml de agua o bebida isotónica, según las necesidades, en cada avituallamiento líquido.  Para hidratarnos en carrera dependemos generalmente de la organización, a menos que tengamos en puntos kilométricos de la maratón a amigos o familiares que nos puedan facilitar la bebida.

Avituallamiento sólido

Los avituallamientos sólidos, sin embargo son menos numerosos y más habituales en la segunda mitad del recorrido, en los que se pueden encontrar geles energéticos y en ocasiones alguna fruta como trozos de plátano o naranja. Recomendamos fuertemente que la alimentación sólida en maratón se base en geles energéticos, pero no los que reparte la organización, sino los geles con los que has estado entrenando para afrontar esta competición. Consumir los geles energéticos con los que has entrenado minimiza los problemas gastrointestinales derivados de la falta de costumbre de tomar geles distintos a los que acostumbramos. Es por ello que recomendamos llevarlos encima en todo momento.

Avituallamiento líquido en maratón

Puesto que para una buena hidratación en carrera generalmente dependemos de la logística de los puntos de avituallamiento líquido y de nuestra capacidad para hacer uso de ellos, a continuación vamos a discutir las formas más comunes en las que se presenta el agua o bebidas isotónicas como avituallamiento.

En vaso

La forma más común es en un vaso, que puede ser de plástico, de cartón, o de cartón con un plástico reforzado fuera (tipo los de coca-cola). El problema principal de los vasos es beber corriendo, sobre todo a ritmos elevados. Cuando coges el vaso, si está muy lleno, la mitad de su contenido se caerá. Cuando intentas beber te entra más por la nariz y la cara que por la boca. Un truco que se suele utilizar es doblar el vaso con los dedos a modo de pinza para reducir y focalizar el caudal del líquido hacia la garganta.

En botella

El segundo método más habitual es la botella de plástico, de la cual se suelen beber dos o tres tragos. Generalmente las botellas son de medio litro por lo que se desperdicia al menos la mitad de su contenido a menos que corras con ella unos cuantos kilómetros, pero en este caso te puede resultar incómodo, afectar al rendimiento deportivo si corres a un ritmo elevado, e ineficiente, puesto que no necesitarás reponer más líquido hasta el siguiente avituallamiento. Lo ideal son botellas de unos 250 ml y con el tapón quitado para no tener que abrir la botella y que los voluntarios no tengan que recoger luego el tapón. Es muy importante desechar las botellas en las zonas habilitadas para ello para que se reciclen sin problemas.