Los días previos a una competición, muchos deportistas se centran solamente en comer más cantidad de hidratos de carbono pero ni se molestan en pensar la conveniencia del tipo de entrante, salsa o condimento de a la pasta, arroz, etc., o el postre.

Las dos reglas básicas son muy simples, evitar alimentos ricos en fibra y también intentar no comer alimentos con mucha cantidad de grasa. Si no las cumplimos se pueden originar flatulencias, diarreas, y digestiones pesadas.

En cualquier competición de larga duración o de resistencia como un maratón, una carrera ciclista o un triatlón, podemos observar el día antes que los restaurantes italianos se llenan de atletas. El plato estrella suele ser la pasta, pero no se suele prestar atención a los entrantes, los platos a compartir, salsas o acompañamientos y postres. A veces se tiende a pensar que mientras que se coma un plato de pasta el resto de alimentos que consuma no importan.

alimentos ricos en grasa

Alimentos ricos en fibra

Las legumbres son muy saludables, pero en estos casos es preferible esperar a después de la competición para su consumo por su gran contenido en fibra. Tanto la verdura como la fruta son alimentos ricos en fibra, pero no significa que no podamos comerlos. El plato principal de las comidas no debe basarse en verduras, y mejor que no sean crudas, que estén cocinadas, aunque su índice glucémico pueda aumentar por este proceso. Un consejo para reducir la fibra de la fruta y verdura es mejor pelar la piel ya que en ella se concentra la mayor parte de la fibra.

También, los días previos a la carrera, es recomendable evitar un exceso de alimentos integrales, por su alto contenido en fibra.

Ojo con la grasa

En los restaurantes típicos italianos, la mayoría de platos llevan queso, o son simplemente queso, como la provoleta. El queso es un alimento con mucha cantidad de grasa, y por ello es preferible evitar su consumo el día antes de una competición. Si pides una pizza, especifica al camarero, que te echen poco queso y compártela con tus compañeros. En los platos de pasta puedes echar parmesano pero sin pasarte.

Cuando pidamos una pasta, es recomendable evitar salsas que lleven nata, por la misma razón, por su gran contenido en grasa. Un buen consejo es no pedir mariscos o asegurarse que están en buen estado (ya conocemos a más de un deportista que no pudo correr por comer un mejillón en mal estado).

Los postres

Sin duda, tendemos a pensar que en este apartado vale comer cualquier cosa, ya que lo vamos a quemar en la competición e incluso nos va aportar un aporte extra de energía. Pero no es así, si quieres evitar una digestión pesada y que surja algún problema gastrointestinal, no te pases con el postre, y si comes fruta pelada mejor.