En anteriores ocasiones ya os hemos hablado de la importancia de la reposición de electrolitos en deportes de resistencia como running o ciclismo en los que se pierde gran cantidad de sales minerales a través del sudor y la orina. En este artículo veremos cómo se sitúa el agua en nuestro organismo y como se sitúan las concentraciones de electrolitos dentro de los fluidos corporales.

¿Cómo está distribuida el agua en el cuerpo humano?

El agua es el mayor componente del cuerpo humano y el contenido total de agua del cuerpo varía aproximadamente del 45 al 70% de la masa corporal total, que se corresponde a unos 33 a 53 litros para un hombre de 75 kg. A pesar de que el contenido en agua varía enormemente entre individuos, el contenido de agua de varios tejidos corporales se mantiene relativamente constante. Por ejemplo, el tejido magro (sin grasa), como el músculo, tiene un alto contenido en agua, un 76%, mientras que el tejido graso tiene un contenido en agua bajo, un 10%. La fracción total de agua del organismo se determina por el contenido total de grasa. Entonces, un alto contenido en grasa se relaciona con un menor contenido en agua como porcentaje de la masa corporal.

electrolitos

El agua del cuerpo se puede dividir en el fluido intracelular y en el extracelular. El fluido intracelular es el componente mayor y se contiene aproximadamente dos tercios de toda el agua corporal. El extracelular se puede a su vez dividir en el fluido intersticial (entre células) y el plasma. El volumen plasmático representa aproximadamente un cuarto del volumen extracelular.

El tejido graso corporal tiene poco contenido en agua, apenas un 10%. Click Para Twittear

¿Qué contenido en electrolitos tiene el agua corporal?

Sin embargo, el agua de nuestro cuerpo no está presente simplemente como agua. Un amplio rango de electrolitos y solutos están disueltos en los fluidos corporales con distintas concentraciones. Los principales electrolitos cargados positivamente (cationes) en el agua corporal son el sodio, potasio, calcio y magnesio, mientras que los principales electrolitos cargados negativamente (aniones) son el cloruro y el bicarbonato. La ubicación de estos electrolitos en el agua corporal no es lineal a través de los compartimentos de agua corporales.

El sodio es el mayor electrolito presente en el fluido extracelular, mientras que el potasio esta presente en concentraciones mucho más bajas. En el fluido intracelular, la situación es al revés, el mayor electrolito es el potasio y el sodio se encuentra en concentraciones mucho menores. Es crítico para el cuerpo humano mantener estas distribuciones de electrolitos porque el mantenimiento de la trans-membrana eléctrica y los gradiente químicos es de suma importancia para asegurar la integridad de la función celular y permitir la comunicación eléctrica a través del cuerpo.

El equilibrio de electrolitos es muy importante para la función muscular. Click Para Twittear

A continuación os detallamos una tabla que contiene las concentraciones (mmol/l) de electrolitos de los compartimentos de agua intracelular y extracelular.

Electrolito Fluido extracelular Fluido intracelular
Sodio 140 12
Potasio 4 150
Calcio 2.4 4
Magnesio 0.8 34
Cloruro 104 4
Bicarbonato 29 12
Fosfato inorgánico 1 40

¿Existe algún suplemento con la misma relación de electrolitos que nuestro organismo?

El agua de mar microfiltrada en frío de Totum Sport presume de tener la misma relación de electrolitos que el plasma (uno de los compartimentos extracelulares del agua corporal) de nuestro cuerpo. Por ello su solución hipertónica es una buena opción para una rehidratación completa después del ejercicio y por tanto una óptima recuperación de las sales minerales perdidas durante el ejercicio, en especial, después de deportes de resistencia en los que la tasa de sudoración es elevada, como running o ciclismo.

Si os habéis quedado con dudas o tenéis alguna pregunta, os invitamos a participar dejando vuestro comentario.