En el mercado actual de la nutrición deportiva existen una gran variedad de bebidas isotónicas. En este artículo os damos algunos consejos para que puedas elegir tu bebida isotónica de acuerdo con tus necesidades deportivas y preferencias personales.

A continuación vamos a enumerar 4 aspectos a tener en cuenta antes de comprar tu bebida isotónica.

elegir tu bebida isotonica

1. ¿Sólo bebida isotónica, o también energética?

En general, las bebidas isotónicas suelen contener hidratos de carbono además de sales, por lo que son también energéticas. Sí que es verdad que existen bebidas isotónicas que no contienen carbohidratos como por ejemplo la bebida de electrolitos de Overstims.

Es importante conocer la cantidad de hidratos de carbono que contiene cada dosis de bebida isotónica. Suelen variar entre 24 y 28 gramos de carbohidratos por dosis de 30 gramos de producto. Deberás elegir tu bebida isotónica en función de las necesidades energéticas de tu deporte: running, ciclismo, triatlón, natación, etc… e intensidad y duración del mismo.

2. Cantidades y proporciones de sales o electrolitos

Cada bebida isotónica contiene su propia proporción de sales minerales. No obstante, de entre las mejores marcas de nutrición deportiva como se suelen asemejar bastante en el equilibrio de electrolitos de su composición.

La mayoría contiene en mayor medida cloro y sodio, y en menor cantidad magnesio, potasio y calcio. Un conjunto de sales minerales muy importantes para mantener una correcta hidratación y función muscular.

Si ya conoces la proporción y cantidad de sales de una bebida isotónica que te funcione, es decir, que no suelas padecer síntomas de deshidratación ni molestias musculares como por ejemplo calambres. Busca una bebida isotónica con niveles similares de electrolitos.

3. ¿Practicas deportes de fondo o ultra-fondo?

Existen bebidas isotónicas especialmente diseñadas para entrenamientos o competiciones de ultra-fondo. Generalmente, hablamos de ultra-fondo o gran fondo cuando el ejercicio supera 3 – 4 horas de duración.

Varios ejemplos de ultra-fondo son carreras de trail, marchas cicloturistas de más de 100 km, travesías a nado de más de 5 km o triatlones de media o larga distancia como IronMan.

Estas bebidas suelen estar enriquecidas con más vitaminas, aminoácidos e incluso con un porcentaje de proteínas considerable. Un ejemplo es la bebida isotónica Hydrixir Ultra Fondo de Overstims que esta enriquecida con aminoácidos ramificados (BCAA’s), proteínas y vitaminas.

4. ¡El sabor es muy importante!

Aunque pueda parecer trivial, el sabor de la bebida isotónica es un factor muy importante. Debe ser un sabor agradable o al menos no disgustarte.

Cuanto más sea de tu agrado, más ganas tendrás de hidratarte y por el contrario si no te gusta su sabor puedes caer en el error de no beber lo suficiente y sufrir una deshidratación.

Siempre debes probar tu bebida isotónica en entrenamientos previos a la competición. De esta forma comprobarás su sabor, digestión, y acostumbrarás a tu organismo a este tipo de bebida.